Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    25 de Octubre de 2021
10 de Octubre de 2021
Cómo Nació El Hoy Mercado De Los Dolores
USUFRUCTO DEL HOSPICIO DE SAN VICENTE

   El 17 de octubre de 1934, don José Valencia Madrigal, presidente municipal de Zamora, envía al Secretario de Hacienda y Crédito Público, la solicitud para que el terreno que ocupara el Hospicio de San Vicente, frente al templo de Los Dolores, sea transferido al ayuntamiento local.
  
   En su misiva, don José Valencia argumente: “La finca de referencia hace varios años que se encontraba en ruinas y a la fecha no existe absolutamente nada de su construcción y por lo mismo solamente queda el piso o terreno que ocupara. Este presenta un aspecto que mucho desdice de las construcciones que lo rodean así como de la categoría de la ciudad, ya que constituye un adefesio por ser un terreno baldío sembrado de hortalizas (por la persona que actualmente lo tiene en arrendamiento) y limita con calles de considerable movimiento.
  
   De ser cedido el inmueble en cuestión a este H. Ayuntamiento, o sea, al municipio, para la construcción del mercado que antes se menciona, esa Secretaría a su muy digno cargo, contribuirá al progreso de esta ciudad en la mejora referida que es de ingente necesidad y dejará de existir, por consecuencia, ese sitio abandonado e insalubre que, por otra parte, rinde muy insignificante producto a la Federación” (Archivo Municipal de Zamora, Fomento. Exp. 12 Caja 53. 1934-1935)
  
   Una semana después, es decir, el 25 de octubre de 1934, el mismo don José Valencia Madrigal, le dirige solicitud de intervención al General Lázaro Cárdenas del Río, Presidente Electo de la República, donde le dice: “Al informar a usted de lo anterior, es con el fin de suplicarle de una manera muy atenta y respetuosa que, si para ello no tiene usted inconveniente, nos haga el muy señalado favor de interponer su muy valiosa influencia para que sea resuelto de conformidad, por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, este asunto, disculpándome de esta molestia que me permito inferirle y aceptando por adelantado, el más debido agradecimiento” (Ídem)
  
   El 23 de octubre de 1934, Manuel Álvarez, jefe de la sección de ingresos, grupo III de la Oficina Federal de Hacienda le emite al Secretario de Hacienda y Crédito Público, el siguiente informe:
  
   “Con fecha 19 del actual ésta de mi cargo recibió copia al carbón del oficio N° 1234, dirigido por la H. Presidencia Municipal de esta ciudad, a esa Dirección General solicitando le sea cedido el inmueble denominado “Hospicio de San Vicente”.
  
   Sobre el particular me permito informarle que efectivamente el predio de referencia se encuentra ubicado en una de las arterias de regular movimiento en la ciudad, frente a la Iglesia de Los Dolores, por lo que presenta un feo aspecto su total ruina, que sólo ha sido aprovechable con la explotación de hortalizas, para cuyo fin lo renta la señora Elena González por la suma de $ 8.00 mensuales.
  
   En el concepto del suscrito, sería de gran importancia para la ciudad la construcción de un mercado en el expresado sitio, ya que en él podrían refundirse las vendimias que por ahí abundan. Entorpeciendo el libre tráfico de los viandantes” (Ídem)
  
   El 5 de noviembre, Ignacio L. Figueroa, Director General de Bienes Nacionales, responde que: “ya se recaba del C. Presidente de la República el acuerdo que autorice el destino correspondiente y en su oportunidad, me será grato darlo a conocer” (Ídem)
  
   El 6 de diciembre, Ignacio L. Figueroa, le avisa al Jefe de la Oficina Federal de Hacienda de esta ciudad que: “Por acuerdo presidencial número 2440, expedido el 21 de noviembre, se autorizó a esta Secretaría para conceder al H. Ayuntamiento de esa ciudad el usufructo del terreno en donde estuvo ubicado el Asilo de San Vicente, sito en las calles de Melchor Ocampo N° 76, antes 28 de ese propio lugar, con objeto de que sea destinado para la construcción de un mercado.
  
   Lo que comunico a usted a fin de que, con los requisitos de estilo, haga entrega del referido predio a la persona que para recibirlo designe dicha Corporación, levantando el acta correspondiente en la que deberá hacer constar que se compromete a mantenerlo en buen estado de conservación, aseo e higiene y a no distraerlo del uso para el cual se le concede.
  
   Si en un plazo de 60 días contado a partir de la fecha del presente, no se utiliza el citado predio en la forma indicada, se servirá comunicarlo así a esta Dirección, para que se le giren las instrucciones que procedan” (Ídem)
  
   Ya definido el usufructo, el titular de la Oficina Federal de Hacienda de esta localidad, Manuel Álvarez, envía oficio al presidente municipal donde le expresa: “se sirva informar a esta Oficina la fecha en que ese H. Ayuntamiento desee tomar posesión de la propiedad denominada “ex Hospicio de San Vicente”, ubicada en la esquina de las calles Melchor Ocampo y Dr. Verduzco, de esta ciudad; a efecto de que, a la mayor brevedad, se levante el acta correspondiente, para que con ella ésta de mi cargo dé cuenta a la Dirección General de Bienes Nacionales de la diligencia llevada a cabo”
  
   Ya con la autorización se levanta el acta de posesión del inmueble, el 6 de febrero de 1935: “En la ciudad de Zamora del Estado de Michoacán, a los 6 seis días del mes de febrero de 1935 mil novecientos treinta y cinco, siendo las once horas, los ciudadanos Manuel Álvarez, Jefe Titular de la Oficina Federal de Hacienda, Guillermo Vargas Amezcua y Luis Nogueda, Presidente y Secretario respectivamente del H. Ayuntamiento, Francisco de P. Alcántara, Administrador de Correos y Telégrafos, en cuanto representante local de la Oficina Regional de Inspección Fiscal de la Cuarta Zona, con asiento en la Capital del Estado de Jalisco, y Arturo Vargas Cacho, Oficial Sexto de Oficinas Federales de Hacienda, adscrito a la de este lugar, y encargado del Grupo de Bienes Nacionales, se constituyeron en el predio ubicado en la calle de Melchor Ocampo número 76, de esta ciudad, esquina con la del Dr. Verduzco, con objeto de dar posesión el primero a los segundos de los citados del citado inmueble, de acuerdo con el decreto presidencial número 2440 de 21 de noviembre de 1934, según oficio número 30-II-23323, expedientes 221 (723.5)/55, de fecha 6 de diciembre de 1934, girado por la Dirección General de Bienes Nacionales, dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a fin de que el expresado Honorable Ayuntamiento, utilice el terreno de referencia, en que antes se edificó el “Hospital de San Vicente, con la construcción de un mercado, para lo cual se concede el usufructo.- Con tal objeto las personas antes nombradas recorren el inmueble de que se trata, resultando de la inspección llevada a cabo que la propiedad de que se viene haciendo mérito se encuentra totalmente en ruinas, sin que sea factible el aprovechamiento de una sola parte de su fábrica” (Ídem)
  
   Construcción y remodelaciones posteriores del Mercado de Los Dolores o de “La Parra” serán motivo de otra entrega.