Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    17 de Enero de 2022
09 de Enero de 2022
LA HISTORIA DE “GUÍA”
Leí de un tirón el testimonio que mi mentor y amigo, padre Alfonso Sahagún de la Parra, acaba de publicar, en el que saca a la luz el nacimiento, muerte y transformación de Guía, icónico semanario que él fundó y aún dirige.
  
  
  
   Se trata de un libro en formato medio oficio, auspiciado por el padre Francisco Miranda Godínez, con el que, preocupado y ocupado de rerum hujus nostrae dioeceseos, inicia la colección ‘Biblioteca del Clero Zamorano’, que va ya en su segundo volumen.
  
   Con su estilo siempre llano y castizo, Alfonso nos cuenta el origen de este medio de comunicación bajo el ropaje de una hojita parroquial que muy pronto se convirtió en diocesana. Cobijado un buen lapso por el clero, una vez que éste se dio cuenta que Guía no se plegaría nunca a su ortodoxia oficiosa (en tanto la sociedad civil del noroeste del estado de Michoacán y de otras partes del país y allende sus fronteras lo tomaba como un referente noticioso e ideológico) lo expulsó del atrio de sus templos.
  
   No obstante, en la mayor parte del libro se asoma el lado humano del fundador-director de este querido Semanario. Nos cuenta de amena manera sus correrías para que Guía formara parte del paisaje cultural de los pueblos. Nos habla de la generosidad y eficacia de sus repartidoras y repartidores. Del reportero estrella Arturo Sierra. Del rol toral que desempeñó Carlos Wagner. De su retroalimentación constante a través de las Cartas de los Lectores. De sus caricaturistas. Y del pensamiento plural de sus escritores.
  
  
  
   Extrañamente, a la vez que hace hincapié en sus relaciones con el gobierno del estado y en las invitaciones que éste le hubo deparado, también califica la filiación político partidista de los colaboradores. Con todo, vuelve a asomar su calidez humana al hablar de los diversos aniversarios. Termino subrayando que se trata sin duda de un libro necesario para quien quiera enmarcar los aconteceres de los últimos 60 años de esta región del estado…lástima que Morevalladolid, la empresa editorial, haya empastado y entregado el libro sin su último legajo.