Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    19 de Septiembre de 2020
08 de Diciembre de 2019
MÉXICO EVALUADO EN EDUCACIÓN

   En un mundo donde la educación y la formación se han convertido en los motores del poder y la influencia de un país, México continúa sin hacer caso a los problemas que representan para el país una sólida educación.
  
   De acuerdo a la encuesta de la Evaluación de estudiantes, (PISA por sus siglas en inglés), cuyos resultados acaban de ser publicados esta semana, México ocupa el último lugar entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Aquí no vale el supuesto argumento de que yo tengo otros datos. Los datos de PISA son concretos. México ha ocupado el último lugar en lectura, matemáticas y ciencia entre un grupo de 28 países de la OCDE.
  
   Es cierto que esta prueba PISA es controvertida por varios motivos, pero es un acercamiento a un país para ver cómo anda su educación y, además, se compara con otros países. China aparece muy bien evaluado, pero sólo en cuatro de sus regiones, las más avanzadas económicamente. En las otras regiones muestra graves deficiencias.
  
   Es curioso que los jóvenes mexicanos muestren otros valores importantes en que sobrepasan a países adelantados. Por ejemplo, se sienten satisfechos ante la vida. Habrá que tener en cuenta estos resultados de la prueba PISA, sin darles una creencia absoluta. Nuestros maestros deberían tener en cuenta cómo nos miran desde el exterior y cómo nos miden. Lo menos que se podría sacar de esta medida, es que no andamos tan bien. Además, desgraciadamente en los puestos directivos de la educación no están gente con estudios pedagógicos. Por ejemplo, el actual secretario de educación, no es un pedagogo, proviene de otras disciplinas y no se le puede pedir comprensión y competencia en un campo que le es del todo ajeno. Aquí la política se llevó de calle a la preparación científica.