Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    28 de Mayo de 2020
09 de Febrero de 2020
TRUMP GANÓ Y SE BURLÓ
Como era de esperarse, Trump no fue destruido de su cargo por el senado norteamericano. El senado, integrado por mayoría republicana, no encontró faltas mayores en el comportamiento de Trump. Para este órgano legislativo, se trató de faltas menores que no merecían la destitución de un presidente de la República.
  
   Con todo, la mancha de la acusación allí queda. Solo tres presidentes norteamericanos en ejercicio han sido acusados de faltas que merecían su destitución. Sin duda que esta sombra planeará en la próxima campaña de Trump hacia una reelección a la presidencia.
  
   Para el periódico Wall Street Journal, “el drama de la destitución va a institucionalizar más la polarización de Washington en el año por venir”. El republico Trump difícilmente podrá trabajar en armonía con Nancy Pelosi, demócrata. Esto enturbiará la vida política del país.
  
   La postura netamente egoísta de los senadores republicanos pone en duda las instituciones norteamericanas, que se creía, serán sólidas. La política triunfó sobre la solidez de las instituciones democráticas. Si lo hecho por Trump es pecata minuta, dice Los Angeles Times, en la próxima elección continuará apareciendo esa manera de ir contra la ley.
  
   Ahora se ve que el presidente Trump tiene en sus manos completamente al partido republicano. Esto, sin duda, debilita la democracia del país. Lo hecho por los senadores republicanos muestra que los intereses partidistas personales están sobre el interés de la nación.
  
   Lo más triste y ridículo para la política norteamericana, fue el hecho de que, en cuanto se decidió la no culpabilidad de Trump, éste publicó en su twitter algo irrespetuoso para la nación, diciendo que ahora él podría permanecer presidente ad vitan aeternam.
  
   Desde luego, lo sucedido en el caso Trump en nada ayuda a la otra parte de America, que poco a poco va caminando, tratando de que sus gobiernos sean representativos de los intereses del pueblo.