Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    09 de Julio de 2020
22 de Marzo de 2020
LA CIENCIA Y EL CORONAVIRUS

   En 2019 apareció una epidemia que sembró terror en el mundo y provocó el deceso de millones de seres humanos. Ahora aparece una epidemia parecida. Se ve que no se aprendió bien la lección en los medios científicos encargados de estudiar las vacunas. La ciencia genética progresa a grandes pasos.
  
   La investigación norteamericana parece que en cuarenta y dos días ha llegado a identificar bien esta enfermedad del coronavirus y está a punto de producir una vacuna. Este producto ha sido probado el lunes 16 de marzo, sobre 45 pacientes sanos en Seattle, la región más tocada por esa enfermedad. Habrá que esperar un año para su aparición en el mercado. Pero si las pruebas son positivas, habrá salvado a millones de vidas.
  
   La empresa que está por lograr la vacuna, se llama Moderna, y otras empresas le acompañan. No es un buen negocio hasta ahora. Las vacunas cuestan caras para ser desarrolladas. Se habla de una cifra que ronda por los dos mil millones de dólares para esta vacuna contra el coronavirus. Los grandes laboratorios no se aventuran a esta tarea, si no están sostenidos por fidecomisos grandes o por los Estados. Moderna, que trabaja solo sobre las vacunas, está perdiendo dinero desde hace nueve años. Pero, curiosamente, sus valores en la Bolsa van por los diez mil millones de dólares.
  
   En Alemania la empresa CureVac está a punto de desarrollar una vacuna. Esto provocó la ira de Angela Merkel por un comentario de Trump. Un diputado social demócrata, Karl Lauerbach declaró: “No podemos continuar siendo dependientes de la China y de los Estados Unidos para nuestra medicina”. Los franceses también están despertando, lanzándose tras de la solución contra estos males que arecen, endémicos. Nosotros seguimos caminando otras los pasos de otros. Y esto no es nada sano.