Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    06 de Agosto de 2020
17 de Mayo de 2020
SE LE DESMORONA A CHINA LA VICTORIA
Taiwan se ha vanagloriado frente a China continental del éxito en dominar la epidemia en contraposición de la China continental, que todavía no domina todos los efectos del Covid-19. Inglaterra y Estados Unidos han lanzado grandes críticas a China. Rusia ha tomado el camino de la defensa de Pekín, después de que la dejaron sola celebrando el 75 aniversario de la victoria sobre Alemania.
  
   Ahora se trata de que el grupo de los 7 se pongan de acuerdo o, al menos los 5, para terminar con la pandemia, que amenaza con extenderse a todo el mundo. El Consejo de seguridad de las Naciones Unidas está paralizado por el enfrentamiento sino-americano. El Covid-19 es la pelota con la que están jugando estos dos países.
  
   Hace poco las cosas no estaban así. En enero, Trump felicitó a Xi Jinping por su gestión en la epidemia. El senador de Arkansas señalaba con agrado los laboratorios bioquímicos de Wuchan. Después de algunos días de la presidencial de noviembre 2020, la administración Trump parece buscar un chivo expiatorio para ocultar su impreparación en enfrenar la epidemia, mientras que una China arrogante no quiere que le quiten la victoria aparente sobre le epidemia. En el fondo, planea la duda sobre la culpa de China en esa pandemia, no sólo por ser la causa de ésta, sino por no haber avisado a tiempo. La postura actual de China da toda la razón a los que habían alertado sobre la “amenaza china”.
  
   Algunos políticos piensan que China salió reforzada de esta crisis. Parece que el mundo está mirando hacia el Asia oriental. Ya se anunciaba esto en 1980, pero entonces el foco de atención era Japón, ahora es China. Las naciones del Asia oriental intentan evitar un alineamiento muy ostensible con Washington para evitar el coraje de China y asi poder aprovechar el dinamismo económico chino. Los países europeos han tratado de seguir la misma política de acercamiento a China, pero no tan ostensiblemente de manera que pueda provocar las iras de Estados Unidos.
  
   Los latinoamericanos nos hemos aquedado como el chinito, “nomás milando”. No sabemos por dónde andar. El sueño viejo de la unión hispanoamericana hoy en día es un sueño guajiro. China parece estar preparando su intromisión en Latinoamérica, empezando por el sur. La historia no es una ciencia exacta, solo sabe contar lo pasado, no sabemos en qué parará lo de China.