Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    22 de Septiembre de 2020
13 de Septiembre de 2020
Desde La Tribuna Ciudadana
YO TENGO OTROS DATOS

  
   Esta frase se ha convertido en un recurso del Presidente Andrés Manuel López Obrador cuando no acepta un planteamiento que con datos (incluso de su propio Gobierno), contradice el discurso impulsado por la 4T.
  
   De allí, la importancia de que existan organismos e instituciones autónomas e independientes al gobierno en turno como el Banco de México, el INEGI, la CONEVAL, etc. facultadas para la investigación y sistematización de la información nacional.
  
   En su segundo informe de gobierno, el Presidente nos informó, entre otras cosas, que el suyo era el mejor gobierno en el peor momento, que la pandemia ya se estaba domando, que se habían rescatado empresas públicas como PEMEX y la CFE, haciéndolas mas eficientes, que la debacle económica había tenido menores efectos negativos en México que en otros países, que ya se estaban creando cientos de miles de empleos y que la situación económica de México iba en franca recuperación, que habían disminuido los índices delictivos en casi todos los delitos, incluyendo a los feminicidios, salvo en los casos de los homicidios dolosos y la extorsión y en general se habló de muchos logros y resultados y que vamos bien.
  
   ¿Qué hacer cuando nuestros gobernantes nos presentan una visión optimista de sus propios resultados y ésta no coincide con la realidad que vivimos?
  
   Basta con ver los noticieros para darnos cuenta que en nuestro país las cosas no están como nos las pintan; hoy, 9 de septiembre, un grave enfrentamiento en Chihuahua, con saldo de un muerto y más de 100 heridos por un conflicto de aguas que el Gobierno Federal no ha atendido. Un grupo de mujeres desesperadas por la falta de resultados por la desaparición de sus familiares, toma la Comisión Nacional de Derechos Humanos, causando daños y destrozos a sus instalaciones. 10 Gobernadores se separan de la CONAGO ante la falta de atención e interlocución con el Presidente de un país constitucionalmente federalista.
  
   En medio de este contraste entre lo que se nos informa y lo que vemos que está sucediendo, para encontrar la verdad no queda otro recurso, que recurrir a los datos.
  
   De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, efectivamente, los homicidios dolosos se incrementaron a más de 62 mil en solo 2 años; es decir, 250 % más que en el sexenio anterior, pero los feminicidios se incrementaron en casi el 9% más que en el periodo anterior. Por si fuera poco, la violencia y la delincuencia han roto récords cada año que transcurre, hasta llegar a los más altos en este año, desde que se miden resultados en esta materia.
  
   Las propias autoridades sanitarias de México nos informan que van más de 65 mil muertes por COVID en 170 días, lo que nos coloca en el deshonroso tercer lugar mundial en muertes con un porcentaje de 11% de muertes por cada mil casos confirmados, superior al 5% en promedio de otros países. El pronóstico del Subsecretario de salud era que si se llegaba a 60 mil muertes, debía ser considerado como una gran catástrofe. Desde luego que se rebasó este pronóstico de catástrofe, pero ya se pronostica que se superaran los 100 mil.
  
   En relación con la situación económica, los especialistas pronostican que México, debido a la pandemia, cerrará este año con un decrecimiento del PIB, del -10 %, se trataría del retroceso más profundo desde que el INEGI lleva registro y que la recuperación económica de nuestro país tardará al menos 5 años más. Por otra parte, los mismos especialistas afirman que PEMEX tendrá pérdidas por 562 mil millones de pesos y la CFE también sufrirá pérdidas por 122 mil millones de pesos.