Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    05 de Diciembre de 2020
15 de Noviembre de 2020
POR FIN, LA VACUNA
“Más de ocho meses después de la pandemia en más de un siglo, pensamos que esta etapa representa un paso hacia adelante significativo para el mundo en nuestra batalla contra el Covid-19” ha anunciado gozoso, el 9 de este mes, el director general de Pfizer, Albert Bourla.
  
   Esto ha provocado inmediatamente el alza de casi todas las
   Bolsas del mundo. El mismo peso mexicano se apreció. Este ensayo de la fase 3 de la nueva vacuna BNT162b2, empezó en julio de este año en Estados Unidos, después pasó a Alemania y su resultado está apoyado en 43,538 participantes. El grupo farmacéutico está de plácemes. Hay que tener en cuenta que la tasa de eficacia es muy superior al 50 % exigido por la Food and Drug Administation (FDS), autoridad norteamericana encargada de autorizar las vacunas contra el coronavirus.
  
   Falta que los datos científicos de la composición de esa vacuna y los datos de los ensayos clínicos sean examinados por otros científicos y publicados en revistas científicas. Pfizer afirma que lo hará en cuanto disponga de todos los datos.
  
   Quedan todavía muchas cuestiones que deben ser respondidas. Por lo pronto, no sabemos si esta vacuna confiere larga inmunidad. Además, faltan muchas cuestiones prácticas sobre la manera de tomar la vacuna.
  
   Por lo pronto, esta compañía norteamericana y alemana piensa proporcionar hasta 100 millones de dosis de aquí a finales de este año y alrededor de un millón de millones de dosis, de aquí a finales del 2021. Para ganar tiempo, ya han empezado a fabricar la vacuna antes de saber si será eficaz completamente. La Comunidad Europea ha hecho un contrato con la compañía Pfizer-BioNTech, para obtener 100 millones de dosis, con opción de añadir 100 millones más. El Reino Unido, Canadá y Japón también han hecho acuerdos con la firma que producirá esta vacuna.
  
   Esta era la vacuna que esperaba Trump, quien había adelantado más de un millón de millones de dólares para la entrega de 100 millones de dosis. Pero para desgracia de Trump, no estuvo el anuncio a tiempo para su campaña presidencial.
  
   Pronto van a aparecer los resultados de una decena de nuevas vacunas que están siendo desarrolladas por varias naciones y ya se encuentran en la fase 3, que es la última. Aquí es donde se hace uno la pregunta sobre el papel que debe tener la ciencia en nuestro país. Con el anuncio de quitar el poco dinero a los escasos centros científicos gubernamentales, se refleja lo atrasado que se encuentra nuestro país, lo que trae como consecuencia que seguirá siendo dependiente de los que sí se han preocupado por avanzar en la investigación. Es una lástima que tengamos gobiernos que no saben mirar para adelante y están anclados en una época que ya pasó y no volverá.