Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    05 de Diciembre de 2020
15 de Noviembre de 2020
LOS SALUBRISTAS DE NEZAHUALCÓYOTL IV

  
(Tiempos aquellos del 1973)

   Ya en el interior de la dirección, me paré frente al Dr. Gustavo Baz, quien después de un buen rato me ordenó que me sentara. Apenas lo hice me cuestionó con severidad, a bocajarro:
  
   - ¿¡Es cierto que usted dijo que nosotros sólo estamos perdiendo el tiempo y desperdiciando recursos aquí en el hospital!?
  
   No me inmuté, pero sí quedé callado preguntándome en cuales términos José María Herreros había abordado algo de la conversación que habíamos tenido. Pausadamente fui contestando, casi casi pensando y midiendo palabra a palabra.
  
   Bueno Dr. -mi voz salió gutural y apenas audible-. No fue exactamente así que hablé con Chema sobre un desperdicio y el no hacer; pero sí en el sentido de dejarle ver…
  
   - A ver, ¿cómo está eso de que habló con Chema?; no le he mencionado ni su nombre. interrumpió con fuerte hablar.
  
   - Eso es muy claro. Con nadie más he platicado sobre la funcionalidad que tenemos en Neza; y la oportunidad bien manifiesta de realizar algo revolucionario y sumamente útil en materia de servicios de salud, no solamente en Neza, sino en nuestro país.
  
   - A ver, cómo está eso, no lo comprendo-. Pareció interesarse.
  
  
   - Si me permite paso a explicarle a su pizarrón.
  
   Entonces comprendí que tenía una oportunidad de oro para poner en práctica lo que había aprendido en cuanto a planificación de la salud en la Escuela de Salud Pública, de la que, repito, recién egresaba.
  
   Así pues, paso a paso expliqué las características que reunía Cd. Nezahualcóyotl en materia de atención de la salud; a saber: la presencia interna e intrínseca de los valiosos recursos de las diferentes instituciones de salud (IMSS; SSA; ISSSTE; y otras); el tratarse de ciudades y pueblos (Los Reyes, Chimalhuacán y el propio Neza) muy cercanos, dizque separados pero unidos por calles; a sumarse con su propia presencia de alto valor político por la cercanía, obvia por supuesto, con su padre y sobremanera con el Dr. Jorge Jiménez Cantú, jefe de los Servicios Coordinados de Salubridad y Asistencia en el Edomex., y seguro candidato a la gubernatura de la misma entidad federativa.
  
   - Todo bajo la denominación de “Sistema regionalizado de Servicios de Salud”, doctor, en el que los procesos de regionalización favorecen la capacidad de resolver problemas de los servicios a partir de la aplicación consecuente de los principios básicos de la descentralización como largo proceso que permita ofrecer niveles apropiados de atención para todos, mejorar la calidad de los servicios, incrementar la satisfacción de la población y alcanzar niveles óptimos de la relación costo-beneficio. Todo significaría también importante ahorro en recursos económicos y aprovechamiento íntegro de los servicios. Con ello se garantiza también poner en práctica otras tareas como la investigación -terreno que parece que a usted la interesa.
  
   - Este modelo de organización ha sido manejado con buenos resultados por Puerto Rico, Ecuador, Cuba y otros pueblos por lo que las organizaciones internacionales de salud, OMS y OPS, lo recomiendan para nuestros países latinoamericanos. Rasgo distintivo y de mucha importancia es que en un sistema como este se puede igualmente emprender la formación y capacitación de recursos humanos en salud, tarea que actualmente solo la tiene en México la Escuela de Salud Pública de la SSA.
  
   Eso y mucho más le expliqué; y ya al terminar me dijo:
  
   - Bien doctor; póngase de acuerdo con Chema y procedan a hacer eso que me ha explicado y que lo menos que produce es ganas de entrarle al toro.
  
   No hubo mayor comentario. Salí de aquella dirección como si tuviera alas y volara. Pronto hablé con José María Herreros quien vio todo con beneplácito.
  
   Nació así el Sistema Regionalizado de Servicios de Salud de Ciudad Nezahualcóyotl, cuya sede fue el Hospital varias veces mencionado.
  
   Lo más sobresaliente del asunto fue que en ese sistema nació también, aunque nunca de manera oficial, la segunda escuela de salud pública de México. Obviamente el trabajo lo hicimos José María Herreros quien fue el dirigente administrativo y yo como cabeza de la formación de recursos humanos; como quien dice, la escuela mencionada.
  
   Por nuestra única aula desfilaron para obtener su formación salubrista varias generaciones de alumnos médicos y odontólogos provenientes de la Universidad Autónoma del Estado de México, la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional y otras universidades de provincia con carreras médicas y odontológicas. En el área de la docencia obtuvimos maestros de varias instituciones, incluyendo la escuela oficial de México. Fue un orgullo para nosotros haber recibido como docente de alguna de las materias, al propio director de la ESP de la SSA, Luis Peregrina Pellón, quien afectuosamente apoyó nuestro esfuerzo.
  
   La presencia de este sanitarista en Nezahualcóyotl, quien terminó por ser uno de mis más preciados amigos, significó una especie de aval para seguir y concluir aquel intento sanitarista en el Edomex.
  
   Por varias generaciones aquello fue miel sobre hojuelas. De lo más sobresaliente fue la visita de mucha gente importante interesada en conocer a la criatura en comienzos; entre ellos la del propio jefe de los Servicios Coordinados de Salubridad Y Asistencia regiomontanos, el Dr. Cavazos, de quien recibí la invitación -gastos pagados-, de visitar Nuevo León para platicar mayormente de nuestra creación. Pero, de eso, comentaré en la siguiente entrega.
  
  
NEZAHUALCÓYOTL”
   Sangre de muchos lugares alimentaron su cuna
   Nació donde le cantara el rey Coyote a la luna
   Allá donde el tiempo incierto parecía que no pasaba
   Porque la lluvia y el viento entre lodos lo ocultaban
  
   Aquello que fuera un lago va transformando su cara
   Se mira por todas partes la fe que todo lo cambia
   Realidad en los esfuerzos que de los hombres emanan
   Aquí aparece una calle, allá nace una montaña
  
   Lleva de Nezahualcóyotl, inmenso rey texcocano
   La grandeza de su nombre y la fuerza de sus manos
   Un corazón bien nacido, una canción en los labios
   Poesía para el amigo y una flor para el extraño
  
   Muchos problemas florecen, crecen como yerba mala:
   De trabajo, de vivienda, de pobreza, de ignorancia Pero confían que muy pronto, juntos van a terminarlos La voluntad sobre el hombro y los libros en las manos
  
   Sigue…