Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    23 de Enero de 2021
10 de Enero de 2021
Desde La Tribuna Ciudadana
LA DEMOCRACIA EN MÉXICO Y LA IMPORTANCIA DEL VOTO
Tiempo atrás, las democracias morían por medio de golpes militares; ahora están muriendo desde dentro; es decir, son gobernantes electos por medio del voto quienes las matan para convertirlas en dictaduras o en gobiernos populistas, como sucedió en Venezuela, en Nicaragua, en Hungría, en Turquía o en el propio Estados Unidos.
  
   En México, nuestra incipiente democracia se encuentra ante una nueva amenaza, ya que en el Congreso de la Unión los congresistas de MORENA ya preparan sendas iniciativas para reformar la Constitución Federal con el fin de desaparecer algunos órganos autónomos que hasta ahora fungen como contrapesos al poder absoluto, representado por un presidencialismo central que busca acumular todo el poder en manos de una sola persona.
  
   Para contextualizar, recordemos que el Presidente Andrés Manuel López Obrador tiene ya bajo su poder al Ejército y a la Marina y con su mayoría en ambas Cámaras, también tiene subordinado al Poder Legislativo, en tanto que en el Poder Judicial se opera una estrategia de remplazo paulatino de Ministros que se retiran por diversos motivos y que serán suplidos por incondicionales que votarán subordinados al Poder Ejecutivo, como ya desde ahora se pudo apreciar con la aprobación de la consulta popular para enjuiciar a ex presidentes y a ex funcionarios públicos, cuando en realidad, la aplicación de la ley, no requiere de ser consultada.
  
   Lo mismo sucede con el Tribunal Electoral, donde la subordinación y la pérdida de su autonomía, se inició con la sustitución de la Magistrada Presidenta, Jeanine Otálora, quién con su voto decidió la elección de Puebla en favor de Martha Erika Alonso y en su lugar fue nombrado otro Presidente a modo de la 4T.
  
   Igual destino tuvo la Comisión Nacional de Derechos Humanos, a la que se le arrebató su autonomía con la estrategia de imponer como Presidenta a una militante de MORENA, cercana a AMLO, violentando incluso procedimientos legales que impedían acceder al cargo a militantes de partidos políticos.
  
   En el INEGI, la 4T nombró como Vicepresidenta de la Junta de Gobierno a la ex Secretaria de economía, Graciela Márquez, a quien se pretende imponer como Presidenta para suceder en el cargo al actual Presidente y así restar autonomía a este importante órgano autónomo, que aún aporta datos ajenos a la política partidista, pero que en ocasiones contradicen la narrativa presidencial, verdadera razón por la que el INEGI resulta incómodo a la 4T.
  
   La autonomía del Banco de México también sufre los embates del presidencialismo autoritario, ya que los Congresistas de MORENA presentaron recientemente una iniciativa, que de ser aprobada, abriría las puertas al ejecutivo para disponer a su libre albedrío de sus reservas, además de que favorecería el lavado de dinero.
  
   La mira está puesta ahora en el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información de datos personales, mediante el cual algunos particulares y periodistas, han logrado obtener información relacionada con actos de irregularidad o de corrupción de funcionarios de la 4T y ahora se pretende desaparecerlo para ser subordinado a la Secretaría de la Función Pública, con lo que quedaría totalmente bajo las órdenes del titular del Ejecutivo.
  
   La misma suerte corre el Instituto Federal de Comunicaciones ya que se pretende desaparecer para ser enviado a la Secretaría de Comunicaciones, con lo cual las empresas de la comunicación se verían en riego de ser limitadas, premiadas o castigadas según su orientación.
  
   Todo lo anterior está siendo posible debido a la mayoría que la 4T tiene en ambas Cámaras. De aquí, la importancia de que analicemos reflexivamente nuestro voto en las elecciones de este próximo junio, en las que los mexicanos tendremos la oportunidad de decidir el destino no solo del Congreso, de las gubernaturas, de los Congresos Estatales o de las Presidencias municipales, sino del futuro de nuestro País.