Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    14 de Diciembre de 2019
11 de Agosto de 2019
CÓMO SE CONSTRUYÓ EL MERCADO HIDALGO DE ZAMORA
Jesús Álvarez Del Toro El mercado Hidalgo en construcción
Corría Septiembre de 1907, cuando en nuestra ciudad se creyó conveniente ordenar a los comerciantes que estaban establecidos y vendían sus productos en el espacio público que se conoció como la Plazuela de la Cal; pero además se pensaba ya en celebrar con la mayor solemnidad el centenario de la Independencia Nacional y qué mejor oportunidad que construir un mercado municipal, donde la población se abasteciera de los bienes que productores y comerciantes ofrecían a cielo abierto.
  
   Se inició por crear una comisión que convocara a diversos constructores a que presentaran un proyecto de construcción con su respectivo presupuesto, así como también formar una comisión que se dedicara a negociar la enajenación de las propiedades que desde los inicios del propósito se habían elegido como las más propias.
  
   Las siguientes firmas de ingeniería fueron las participantes a la convocatoria lanzada por la Prefectura de Zamora: “Los industriales Benigno Zamudio; Philippe Serrano y la Casa Braniff y Cía; aceptándose la propuesta elaborada por Philippe Serrano de la Empresa Nacional de Construcciones de Fierro y Acero, con oficinas domiciliadas en Centro Mercantil, 3er. Piso. Nos. 1 y 2, de la ciudad de México, con teléfonos Eric y Mex 2010 y sus talleres establecidos en la 3ª. Calle de la Florida No. 5, apartado No. 1064 de México, D.F. Al mismo tiempo que se formó la comisión del cabildo zamorano que daría seguimiento, de manera primordial, a la enajenación de las propiedades donde se construiría el Mercado de Zamora y que estuvo conformada por los Señores Verduzco García, Castillo y el síndico Méndez Padilla y que eran propiedad de los hermanos Lic. Francisco C. y Rafael José C. García; Margarita Figueroa y Luis Amezcua”. (Archivo Municipal de Zamora. Ramo Ayuntamiento. Expediente 15. Construcción del mercado de esta ciudad. Caja 82. Año de 1908)
  
   La superficie que se destinaría a la construcción del mercado era de 50 por 30 metros; es decir, 1,500 metros cuadrados, los cuales se siguen manteniendo hasta nuestros días, con modificaciones realizadas por los años noventas del siglo pasado y a partir de la construcción del Mercado Hidalgo en la década de los sesentas también del siglo pasado; en el que el espacio que ahora historiamos se dedicó a cumplir diversas funciones; desde encierro del camión de la basura, hasta cancha de básquet bol y hoy ser el mercado de dulces de Zamora y donde se reubicó a los comerciantes establecidos en los portales Nervo y Morelos.
  
   La descripción de la construcción del Mercado de Zamora, que hacía referencia a los planos y presupuestos presentados por Federico Philippe Serrano, contemplaba los siguientes puntos: “la construcción se compone de los elementos que á continuación se expresan:
  
   11 Armaduras de dos aguas, con linternillas de 16 mts. De claro; 22 Semi-armaduras, sin linternilla, de 7 mts. de claro; 22 columnas de 8 mts. de altura; 22 columnas de 6 mts. de altura; 20 traves armadas de 5 mts. de luz y 0.40 mts. de peralte; 20 traves armadas de 5 mts. de luz y 0.70 mts. de peralte; 48 contravientos; 40 largueros; 960 tirantes; 202 manguetes, y 160 montantes”. (Ídem)
  
   Las especificaciones técnicas, según el proyectista eran para los cumplir los siguientes objetivos: “Las 11 armaduras de dos aguas con linternilla y de 16 mts de luz se extienden sobre la crujía central, formando la primera y la última parte de los tímpanos. Las 22 semi-armaduras sin linternilla miden 7 mts. de claro y están destinadas á formar las dos crujías laterales distribuyéndose 11 de cada lado. Las 44 columnas, de las cuales son 22 de 8 mts. y 22 de 6 mts. de altura, sirven de apoyo para las crujías del centro y laterales. –Las destinadas á las crujías del centro llevan un aumento ó prolongación de 2 mts. de perfiles menores que la parte inferior, de manera que la longitud total de estas 22 columnas sería de 10 mts. En el extremo superior, ó sea á 10 mts. de altura, parten los arranques de los pares de las armaduras de 16 mts de luz, mientras que 2 mts. más abajo, ó sea a 8 mts. de altura, se apoyan las armaduras laterales. Las 22 columnas de 6 mts. reciben el segundo apoyo de estas mismas armaduras. Con objeto de obtener la rigidez indispensable en la construcción he dispuesto través armadas y cruceros de fierro solera. Las traves armadas, cuyo número asciende á 60, son de dos diferentes peraltes, pero de la misma luz: 5 mts, 20 son de 40 cm. De peralte y se colocarán entre las columnas laterales, ó sea sobre las ventanas, y 40 son de 70 cm. de peralte y se colocarán entre las armaduras de la crujía central en los planos de los pies de la linternilla. Estas 40 traves sirven á la vez para recibir los montantes que sostienen la persiana de la linternilla. Los cruceros se formarán de dos fierros solera y se colocarán entre 6 pares de armaduras centrales y 12 pares de armaduras laterales en el plano de las inclinaciones respectivas. Serán en total 48. –Una vez colocados estos cruceros, la construcción completa estará ríjida y contrarestada contra toda presión horizontal de viento…El costo de la construcción montada en su lugar siendo todos los gastos de fletes y transporte por cuenta de esta Empresa, con excepción de las vigas y tablones para los andamios que serán facilitados por el H. Ayuntamiento durante el tiempo que dure el montaje, es el siguiente:
   ARMADURAS, largueros, manguetes en la linternilla para la cubierta de cristal; columnas, través armadas, contravientos ó sea cruceros, montantes, tirantes y tímpanos $ 16,909.00
  
   CUBIERTA de lámina acanalada galvanizada del No. 26 inclusive crestería, canales, tubos de descenso y cejas de lámina galvanizada, lisa del No. 26 $ 4,136.00.
  
   PERSIANAS de lámina galvanizada lisa del N0. 26 $2,000.00
  
   VENTANAS de lámina galvanizada del No. 26 inclusive la parte giratoria $1,040.00
  
   10 PUERTAS de entrada de fierro forjado según dibujo $2,500.00
  
   PINTURA, fletes, transporte y montaje $ 4,350.00; por lo que el costo de la obra sería de $ 30,935.00 (treinta mil novecientos treinta y cinco pesos plata mexicana), de cuya suma se hará un descuento de $ 1000.00 (un mil pesos plata mexicana) si en vez de 10 puertas se colocan solamente 6 (Ídem).
  
   Para reunir la suma anterior el prefecto de Zamora, Francisco de Padua Aguado tuvo que realizar un sinfín de gestiones, préstamos e hipotecas, con tal de realizar la obra; además de que el proyecto del Ing. Serrano no incluía el costo de cimentación que se elevaba a la cantidad de $2,848.00. y que se tendría que realizar por cuenta propia. Las gestiones incluyeron la solicitud de un crédito por $ 15,000.00 el que fue autorizado por el Congreso local de aquel entonces.
  
   Después de cerca de un par de años en que se corrieron todo tipo de trámites y con el aval del cabildo, el 2 de enero de 1909 se otorga poder al Lic. Francisco C. García para que firme el contrato de obra con Federico Philippe Serrano y el Mercado de Zamora esté listo, con sus asegunes, para el año de 1910, tal y como se constata en oficio de Philippe Serrano del 18 de Febrero de 1910, avisando ya tener lista la estructura de la nave y cobrando lo que se le debía. Sin embargo el mercado de Zamora, concluiría sobre 1911 y será una obra que los zamoranos presumirían en su tiempo.