Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    22 de Agosto de 2019
11 de Agosto de 2019
De 21 A 32 Homicidios Mensuales
(IN) SEGURIDAD: ASIGNATURA PENDIENTE:
José Luis Seefoó Luján
A un año de experimentar la nueva administración municipal en Zamora, Michoacán, es obligado hacer un balance de los problemas más sentidos por la población que conciernen a la autoridad local. Tanto para los gobernantes, como para los gobernados es necesario reflexionar sobre la cosa pública, reforzar las acciones que han dado buenos resultados, corregir fallas, mirando con ojos autocríticos a fin de superar lo realizado.
  
   Es común que los ojos ciudadanos se fijen en los servicios que nos vinculan a diario con el gobierno municipal como son: agua y alcantarillado, aseo público y recolección de basura, parques y jardines, alumbrado público, vialidad, impuesto predial y seguridad, principalmente. Desde luego que la transparencia, la corrupción, el nepotismo, la paz mundial, etc. son asuntos cardiales, pero el que cobra especial interés para todos es la preservación de la vida.
  
   Garantizar la seguridad es una de las facultades clave de quien ejerce la violencia legal: el Estado en sus distintas expresiones y niveles de gobierno, municipal, estatal y federal. La creciente incertidumbre y las promesas de la nueva administración colocan a los alcaldes en la mira de todos. Por eso, ahora a un año de gestión ponemos atención en Martín Samaguey Cárdenas quien participa como alcalde de Zamora con el logo de Morena y en Adriana Huirache Campos, alcaldesa de Jacona por el PRI.
  
   Enfocando la mirada en el problema central de la conurbación: los homicidios intencionales. Esta entrega propone un cotejo numérico de los decesos violentos registrados en Zamora-Jacona en el periodo final del pasado gobierno priísta y el que a nombre de Morena ahora cumple un año de labores.
  
   Criterios para una comparación
   El procedimiento aplicado es un cotejo de una de las formas de violencia registradas en el último tramo de gobierno del Dr. José Carlos Lugo Godínez (septiembre de 2017 a julio de 2018), y en el primer año de la administración del Lic. Samaguey Cárdenas (septiembre de 2018 a julio de 2019). En rigor, no es un año, sino sólo once meses pero servirán para reflexionar ¿cómo vamos? y, ver en perspectiva: ¿parece mejorar, sigue igual o empeora con la 4T?
  
   Es importante subrayar que este escrito es parte de un seguimiento de la violencia registrada en la conurbación Zamora-Jacona por los medios informativos. No incluye homicidios culposos (no intencionales), muertes accidentales (de tránsito, laborales, domésticas) ni homicidios de residentes zamoranos y jaconenses ocurridos en otro municipio. Por ejemplo, se excluye el lamentable deceso de Daniel Torres Hernández, Director de Seguridad, en tierras jaliscienses (abril 2019).
  
   De igual modo, anotamos tres precisiones: una, no se trata de fastidiar a los alcaldes actuales y pasados por su filiación partidaria pues les ha correspondido un periodo muy álgido de violencia; dos, en lugar de llamar “nueva administración”, deberíamos nominar “otra administración”, porque una gran número de los componentes de ambos gobiernos (de Zamora y Jacona), sólo han cambiado de puesto o de oficina, pero son los mismos de hace años; y, tercera, reconocer que hay otras formas de violencia, no sólo los homicidios.
  
   De 21 a 32 homicidios mensuales
   No hace falta anotar que cada ayuntamiento y su alcalde son resultado de una conjunción de fuerzas e intereses y que su acción ocurre en contextos políticos dinámicos donde no siempre (o más bien, rara vez) los frutos de su gestión no solo dependen de sus capacidades personales y de sus buenas intenciones.
  
   Sólo para no olvidar, Lugo Godínez llega a la presidencia de Zamora con la playera del PRI y un acompañamiento del PAN fracturado y subsumido en la administración tricolor. Lugo co gobierna la conurbación con Rubén Cabrera Ramírez, colocado en la alcaldía de Jacona bajo el color naranja de Movimiento Ciudadano luego formateado por el PAN. Ambos, Lugo & Cabrera, lidian con instancias federales priístas (Peña Nieto) y estatales del PRD con Silvano en la gobernatura quien ha funcionado como uno de los mejores cuadros del PRI. Con Lugo y Cabrera estas municipalidades siguieron signando el “mando unificado” heredado de Rosa Hilda (PAN, Zamora) y de Martín Arredondo (PAN). Rosa Hilda, antes de ser alcaldesa, colaboró con Cárdenas Batel en la contraloría estatal.
  
   Es casi imposible advertir dónde inicia y termina un gobierno porque los colores de Morena, PRI, PRD, PAN o verde están muy mezclados y las metamorfosis partidarias no parecen significar mucho en la mejoría o empeoramiento de la violencia. En Zamora-Jacona, de los 21 homicidios violentos mensuales en tiempos de Lugo & Cabrera pasamos a 32 asesinatos mensuales anotados en la temporada de Martín & Adriana.
  
  
  
   La violencia con Lugo y Cabrera se describe así: 360 hechos totales en once meses con una media de 33 (32.73); un promedio de 21 (20.9) homicidios mensuales (230/11), que ya eran alarmantes toda vez que la tasa por cada cien mil superaba los 76 asesinatos al año.
  
   Otro trío de índices interesantes son la marcada masculinidad (88.6%), el uso preferente del arma de fuego (82.77%) y un elevado nivel de eficiencia (63.88%) resultado del ejercicio de un mayor empleo de fuerza, factor sorpresa (ataque por la espalda), falta de atención médica oportuna e imposibilidad de detención policiaca y castigo.
  
   ¿Qué fue del C5 y la 4T?
   La nominación de las “estrategias” y las siglas de los esquemas son impresionantes por la discursividad que han desgastado el diccionario y el alfabeto. Mando único, mando Unificado, estrategia integral, blindada, GCM (grupo de coordinación Michoacán), C5 (coordinación, comando, control, comunicación y cómputo), mesa de seguridad, guardia nacional, convenio de seguridad, etc. tienen poco asideros reales. Pese al despliegue de fuerza y la abundancia de discursos, de 360 víctimas cargadas a la administración de Lugo & Cabrera, registramos 618 con Samaguey & Adriana: un incremento de 258 (71.66 %).
  
  
  
   Un elemento que no debe olvidarse es la acusación no formalizada de Silvano Aureoles Conejo (SAC) gobernador, contra Martín Samaguey por incurrir en responsabilidad al haber designado a un director de seguridad municipal vinculado con el narcotráfico. En el arranque de un linchamiento a través de la prensa, Silvano dijo el 1° de octubre de 2018 en sus Diálogos por Michoacán: “son ocho años de cárcel en contra de quien nombre a un director de seguridad pública sin cumplir los requisitos de ley". Al día siguiente, acompañado de la plana mayor de la seguridad en el palacio de gobierno municipal zamorano, “como amigos”, Silvano & Martín reubicaron al nominado encargado de policía y tránsito, y resurge Daniel Torres Hernández en el puesto quien en abril fue asesinado … ¡por motivos personales!
  
  
   El primer cuatrimestre anotó altas cifras de homicidios. Pese al acompañamiento del gobierno estatal, Zamora-Jacona pasó de 36 crímenes en septiembre a 38 en octubre. Resultó en vano que Silvano hubiera pronunciado: los municipios no van a ser abandonados en el combate a la delincuencia: Ese es el motivo de nuestra presencia; no vamos a dejar a los municipios a la deriva. Debemos avanzar en el tema de la coordinación, con plena voluntad de todos para resolverlo … Zamora no será un nicho de delincuentes (Cambio de Michoacán, octubre 2 de 2018).
  
  
   Los rasgos sobre salientes de esta etapa, la inauguración de la Cuarta Transformación, son los siguientes: primero el ya anotado incremento total, de 360 a 618 casos con una media de 56.18 mensuales. Enseguida la significativa alza de homicidios: 354 y una media de 32.18. La masculinidad se mantiene con 87.54% y el uso preferente del arma de fuego sube casi nueve puntos: 90.93 (562/ 618), mientras que la eficiencia decrece de 63.88% con Lugo-Cabrera a 57.28%.
  
  
   Nuestra alarma y enfado porque durante los gobiernos de Lugo Godínez – Cabrera Ramírez superamos la barrera de los 20 homicidios por mes enmudece ahora por las 32 muertes violentas (una diario) en la actualidad de Martín -Adriana.
  
  
   Reconceptualización y esperanzas

  
   Llama la atención el extraño viraje conceptual del Lic. Adrían López Solís, ex procurador de justicia, ex secretario de gobierno, ex coordinador de campañas de Silvano, en la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, quien expresó algo insólito: “De cerca de 670 homicidios registrados en lo que va de 2019 en Michoacán, el 70% está relacionado con el crimen organizado (El Sol, 2-08-2019, p. 1-10).
  
  
   Digo ¡no puede ser! porque el núcleo central del gobierno de Silvano invariablemente ha atribuido la violencia a otras causas como la convivencia social (Godoy Castro, Corona Martínez, Sigala) y al aumento de la temperatura ambiental (Silvano).
  
  
   Mi sorpresa creció de nivel con otra expresión sorprendente de Carlos Herrera Tello, actual Secretario de Gobierno: El 80% de los homicidios está estrechamente vinculado con la venta y consumo de drogas (…) de los 682 homicidios ocurridos de enero a junio de 2019 en Michoacán, 546 están vinculados con drogas y 136 a situaciones de convivencia social (El Sol, agosto 1 de 2019, p. 8).
  
  
   Sin discutir el tema de las cifras, la reconceptualización y orientación causal de la acción gubernamental, sí es un cambio trascendental. Si después de tantos años, una revisión crítica de su diagnóstico lleva a modificar el tratamiento, otro será el pronóstico. Durante el largo mandato de José Martín Castro Godoy (qpd) estuvo arraigado el concepto de la convivencia social (el suegro mata al yerno; la nuera al tío, como solía decir con brillantez Castro Godoy).
  
  
   Este viraje en los esquemas mentales de la autoridad pueden cambiar sus acciones y quizá también los resultados. Godoy Castro llegó a decir: nosotros nos encargamos de los homicidios dolosos vinculados al narco tráfico que son el 10%; pero necesitamos que la sociedad haga lo propio con el 90% que ocurren por convivencia social.
  
  
   El día 14 de agosto será el informe de Martín; otros alcaldes ya han cumplido esa inútil y costosa formalidad. Poco ayudará que las autoridades dirijan la mirada a otro lado pensando que “la violencia no es municipal, si no galáctica”.
  
  
   Ahora, al haber rebasado los 20 homicidios mensuales y sostener una media de 32 la carga es más pesada para un gobierno del que se esperaba más por las expectativas creadas en el electorado.
  
  
   jlseefoo@hotmail.com