Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    11 de Diciembre de 2019
01 de Diciembre de 2019
25 DE NOVIEMBRE, NO ES DE FIESTA
José Luis Seefoó Luján
54 tentativas de homicidio anuales contra mujeres en Zamora-Jacona

   J. Luis Seefoó Luján
  
   No siempre, pero en la mayoría de los recordatorios de alta significación histórica, los políticos profesionales atienden el calendario social con actividades que vacían de contenido las efemérides. Por ejemplo, el primero de mayo, Día del Trabajo, invitan a caminar los trabajadores por la calle 5 de Mayo portando pancartas y mantas que agradecen a los políticos o llaman a votar por algún candidato. Y el 10 de abril, los asesinos de Emiliano Zapata (los herederos políticos) llevan coronas a su tumba.
  
   Otras formas, un poco frívolas, son los festivales cívicos (¡cínicos!) que en las escuelas recuerdan las gestas heroicas con bailes “modernos” practicados por niñas semidesnudas bajo el aplauso de los padres de familia. Celebro que la Universidad Intercultural Indígena de Michoacán en Zamora no rinda homenaje a las hermanas Mirabal con un denigrante Table Dance disfrazado de danza moderna o con un discriminatorio Miss Universidad Intercultural.
  
   El 25 de noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, reconocido en 1993 por la Organización de Naciones Unidas como un llamado de atención para eliminar la violencia contra la mujer.
  
   Violencia contra la mujer es todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada (ONU, Asamblea General, Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, 1993).
  
   En 1999, la Asamblea General de la ONU (resolución 54/134 del 17 de diciembre) resolvió convocar a una jornada mundial invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales a realizar actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública sobre el problema de la violencia contra las mujeres.
  
   Por lo menos: visibilizar y des naturalizar
   La violencia contra mujeres y niñas es una de las transgresiones a los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo actual sobre las que apenas se informa debido a la impunidad de la cual disfrutan los perpetradores, y el silencio, la estigmatización y la vergüenza que sufren las víctimas (ONU, acceso 21-11-2019)
  
   En forma general, la violencia se manifiesta de forma física, sexual y psicológica: por un compañero sentimental esposo, amante, novio, amigo (física, maltrato psicológico, violación conyugal, feminicidio); violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero, acoso cibernético); trata de seres humanos (esclavitud, explotación sexual); mutilación genital y matrimonio infantil (ibid).
  
   En particular, la violencia de género se exacerba contra las niñas, las mujeres mayores de edad y ancianas, las que se identifican como lesbianas, bisexuales, transgénero o intersex, las migrantes y refugiadas, las indígenas o minorías étnicas, o mujeres y niñas que viven con el VIH y discapacidades, y aquellas en crisis humanitarias (guerra, desastres, epidemias).
  
   En memoria de Patria, María Teresa y Minerva Mirabal
   Hoy recordamos a las hermanas Mirabal, asesinadas por el gobierno de Rafael Leónidas Trujillo en la República Dominicana. Hoy hace 59 años. El 25 de noviembre de 1960, los cuerpos de las hermanas Mirabal fueron hallados, destrozados, en el interior de un jeep hundido en un barranco, en Salcedo, al noreste de República Dominicana.
  
   En su memoria nos llamamos a colocar un granito de arena por la eliminación de todas las formas de violencia contra la mitad más importante del Universo, la mujer.
  
   Patria, María Teresa y Minerva, activas militantes contra el régimen de Rafael Leónidas Trujillo, fueron asesinadas por un escuadrón enviado por el dictador. Las mataron a golpes y las metieron dentro del vehículo para simular un accidente.
  
   El asesinato de las hermanas Mirabal, “Las Mariposas”, fue uno de los hechos que detonaron la caída del gobierno de Trujillo. Y, como suele suceder, las sanciones recayeron sobre los actores materiales, no contra los responsables intelectuales.
  
   Minou Tavárez Mirabal, hija de Minerva, años después dijo una verdad que compartimos: “El tema se ha introducido en los discursos como lo políticamente correcto, pero al mismo tiempo puedes apreciar la indiferencia con la que los mismos actores que pronuncian discursos contra la violencia de género, por la igualdad y no discriminación, cada 25 de noviembre u 8 de marzo no creen en lo que están diciendo; no tienen ningún compromiso. Solo un día no sirve. Tienen que ser todos”.
  
   ¿Discriminación, violencia contra la mujer en Zamora-Jacona?
  
   No fijándose no se nota, pero al mirarse en el espejo o voltear a cualquier lado, en una sociedad machista, patriarcal, como la zamorana veremos (sentiremos) hechos no tan obvios, naturales: una joven mujer aborda un autobús urbano en las rutas últimas de la noche; el usual “cuánto por una metida de pies al agua” en los campos freseros; se solicita muchacha con “excelente” presentación; “adiós, mamacita”; el acoso en los centros de trabajo y la sentencia anticipada “lo provocas porque estás buena”; los homicidios perpetrados por la pareja y que se consideran como “parte de la vida privada, íntima”.
  
   De las 1807 víctimas (homicidios más heridos), registradas por la prensa en el lapso 2016-2019 en Zamora-Jacona, 217 eran mujeres y representaron el 12% del total. Son 54 tentativas de homicidio anuales contra mujeres en Zamora-Jacona. Ese mismo rubro fue de 10.95, 8.63, 15.71 y 11.93 por ciento en cada uno de esos años (al corte de octubre de 2019), pero no en todos los casos se trató de homicidio consumado y no todos los crímenes se califican como feminicidios.
  
   Normas y buenos propósitos
   No basta con que un hombre aseste una puñalada o dispare en la cabeza a una mujer, para calificar el feminicidio han de ocurrir alguna o todas las situaciones previstas:
  
   I). Signos de violencia sexual de cualquier tipo; ii) lesiones infamantes, degradantes o mutilaciones, previas o posteriores a la privación de la vida; iii) antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar del sujeto activo en contra de la víctima; iv) relación de parentesco, por consanguinidad o afinidad, de matrimonio, concubinato, sociedad de convivencia, noviazgo o cualquier otra relación de hecho o amistad; v) relación laboral, docente o cualquier otra que implique relación de subordinación o superioridad; vi) incomunicación, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida; vii) exposición, depósito, exhibición del cuerpo de la víctima en un lugar público; y, viii) estado de indefensión, desprotección real o incapacidad de defensa, de acuerdo con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (DOF, LGAMVLV, 28-01-2011, artículo 6, p. 3).
  
   Indicios de la gravedad de la violencia de género fueron los 892 feminicidios registrados en Michoacán en el decenio 2006-2016, hechos que motivaron la Alerta de Violencia de Género (AVG) en los municipios de Uruapan, Pátzcuaro, La Piedad, Apatzingán, Hidalgo, Lázaro Cárdenas, Morelia, Zamora, Maravatío, Zitácuro, Los Reyes, Tacámbaro, Huetamo y Sahuayo (Desinformémonos, CDMX, 29-06-2016).
  
   A tres años de declarada la alerta de género no se conocen los resultados del seguimiento de esta medida. Así, podemos compartir las palabras de Minou Tavárez Mirabal, hija de Minerva, asesinada con sus hermanas María Teresa y Patria el 25 de noviembre en Dominicana: los mismos actores que pronuncian discursos contra la violencia de género, por la igualdad y no discriminación, cada 25 de noviembre u 8 de marzo no creen en lo que están diciendo; no tienen ningún compromiso …
  
   jlseefoo@hotmail.com