Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    19 de Septiembre de 2020
08 de Diciembre de 2019
COLONIA CASTILLEJO
Jesús Álvarez Del Toro Croquis fraccionamiento castillejo

   Ya en diversas ocasiones hemos hablado sobre los primeros intentos del crecimiento zamorano. De cómo lentamente Zamora se fue extendiendo hacia el sur y norte de lo que era nuestra pequeña población a principios del siglo XX.
  
   En 1907 hacia el sur-poniente ya se habían fraccionado algunas tierras que colindaban con las tierras de la Hacienda de Los Espinos y se le había denominado fraccionamiento Guízar.
  
   En este mismo año, sólo que al lado cardinal opuesto, se hablaba de la Colonia Castillejo. Hoy presentó el antecedente de cómo se fraccionó lo que hoy serían las calles de Jesús Carranza, parte de Eleuterio González y Michoacán, hasta limitar con la Estación del Ferrocarril.
  
   Secretario General de Gobierno,
   Morelia, Mich.
  
   Para conocimiento del C. Gobernador tengo la honra de participar a Ud. que hace más de un año que el Sr. D. Ignacio Castillejo, adquirió en su mayor parte las casas y solares que formaban las manzanas 9/a y 10/a del cuartel 3/o de esta ciudad, inmediatas a la plazuela del panteón municipal de este lugar y a la estación del Ferrocarril central, ambas manzanas situadas en el barrio conocido de “Madrigal” y de “Jesús María”.
  
   Esas manzanas formaban anteriormente por el exterior una cuartería regularmente arreglada; pero en el interior eran grandes solares que sus dueños sembraban de alfalfa y algunas legumbres, habiendo en otros, huertas de árboles frutales, casi sin provecho alguno por que estaban abandonadas.
  
   Contando de antemano con el permiso del Ayuntamiento, el mismo Sr. D. Ignacio Castillejo dividió las manzanas 9/a y 10/a de que se hace mérito por medio de una calle que a partir de la plazuela del panteón, tomó la dirección de sur a norte hasta terminar en la acequia principal, lindando con la estación y de la misma manera, abrió otra calle desde la 9/a de Madrigal hasta la conducción de la manzana 10/a quedando ésta así dividida en dos partes, lo mismo que la anterior, de oriente a poniente. Con estos trabajos y la prolongación del callejón de Jesús María, el Sr. Castillejo hizo de sus propiedades ocho manzanas, con calles rectas; y como la mente de él fue la de poblar aquellos lugares, en buenas condiciones comenzó a vender fracciones a artesanos honrados para la construcción de casas que después ellos mismos habitaron. El Sr. Castillejo construye por su cuenta las casas de las personas que no pueden hacer los gastos de edificación y aún les proporciona materiales a los que así lo solicitan.
  
   De esta forma, la “Colonia Castillejo” se encuentra ahora ya casi toda poblada por personas de buenas costumbres que han edificado con buen aspecto sus casitas. Por esto ahora, aquellos lugares constituyen un recinto pacífico, en que se oye el sonido del taller del artesano, y no los escándalos que antes se recibían con mucha frecuencia.
  
   …Todo esto viene a patentizar ante el gobierno que Zamora progresa en estos tiempos bajo la paz y seguridad que se disfruta en todo el territorio de la república; siendo natural por lo mismo que se ensanche su población y se abran nuevas vías de comunicación social y del comercio y por otra parte mayores comodidades posibles para los habitantes.
  
   Como consecuencia necesaria, el aumento del alumbrado público, se impone desde luego; y en tal concepto la prefectura tendrá que colocar, como indispensables ocho focos de 16 bujías en los puntos que se marcan con crucecitas rojas en el croquis que se acompaña y que formando ya un regular caserío de la población, lo natural es que se atienda en lo posible las necesidades de los servicios públicos… Se reclama de la misma manera, la seguridad pública. Debe, por tanto solicitar cuando menos un gendarme nuevo, para completar nuevos individuos de resguardo…” El Prefecto, 23 de octubre de 1907. (AMZ. Fomento. Exp. 89. Caja 25. Año de 1907)
  
   Así fue dándose el lento crecimiento de nuestra ciudad a principios del siglo XX.