Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    19 de Septiembre de 2020
08 de Diciembre de 2019
De Ex Haciendas De Puebla
EX HACIENDAS DE TEXMELUCAN Y LA ALFONSINA

   EX HACIENDA SANTIAGO TEXMELUCAN
  
   La Hacienda Santiago Texmelucan fue construida en 1698, por un español de nombre Matías Jacobs, quien se vio obligado a modificar su apellido judío a Rivero, Matías Rivero. Se cuenta que este rico hacendado, transitaba frecuentemente por la zona, ya que llevaba metales a Veracruz, y por ello quedó prendado de la belleza de los llanos de San Juan, y su ambiente tan parecido a los entornos silvestres de Zacatecas; por esta causa, Rivero construyó siete haciendas en los alrededores, para dárselas en herencia a cada uno de sus hijos. La Hacienda de Santiago Texmelucan se la heredó a su hijo Cuauhtémoc Rivero.
  
  
  
   Esta última era una finca dedicada a la ganadería y a la producción de pulque y tenía una vasta extensión. El santo patrono que en ella se honraba era Santiago de Compostela, o bien, Santiago Matamoros. El día 25 de julio, en la capilla de la propiedad, los habitantes de la zona, que se distinguen por su intensa devoción, festejan al santo con representaciones teatrales, canciones, etc. Por otra parte, Texmelucan en su etimología prehispánica significa “lugar de encinos”.
  
   El día 25 de julio, en la capilla de la propiedad, los habitantes de la zona, que se distinguen por su intensa devoción, festejan al santo con representaciones teatrales, canciones, etc.
  
  
   EX HACIENDA LA ALFONSINA
  
  
  
   La Alfonsina fue en tres momentos de su vida propiedad de miembros distinguidos de linajes descendientes de conquistadores.
   1540-1550. El primer poseedor de las tierras y edificador de La Alfonsina fue el conquistador Alonso de los Ríos Mata.
  
   1608. El séptimo obispo de Puebla Don Ildefonso de la Mota y Escobar (hijo del también conquistador Jerónimo Ruiz de la Mota) la donó a los jesuitas y ellos la administraron durante 150 años.
  
   1792. Después de los jesuitas, el propietario fue Don Mariano Ximenez Cavallero Téllez, quien la compró a la comisión de temporalidades. Él descendía del célebre cronista Don Bernal Díaz del Castillo.
  
  
  
   Al morir Don Mariano, sus herederos vendieron la hacienda al presbítero Don Miguel Ramírez de España, apellido que enlaza con el padre de la inmortal poetisa Sor Juana Inés de la Cruz.
  
   Catalogado como monumento histórico del siglo XVI y restaurado totalmente bajo la supervisión del INAH en el año 1999, incluyendo la historia de la Hacienda.