Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    30 de Octubre de 2020
11 de Octubre de 2020
De Zamoranos Ilustres
JUAN BENITO DÍAZ DE GAMARRA Y DÁVALOS
(1745-1773)
  
   Nota introductoria. Un buen día, hace ya varios años, cuando Guía funcionaba con su edición impresa, se presentó en mi oficina el Sr. Claudio García Méndez Dávalos, zamorano de cepa radicado en Guadalajara, con un paquete de papeles en la mano. Después de la presentación de cortesía, me dijo que si me interesaba para nuestro periódico la publicación de personajes ilustres de Zamora, y, poco a poco me fue mostrando fotografías de aquellos cuya imagen portaba, juntamente con algún pequeño dato biográfico. La propuesta me pareció muy interesante y le prometí que con mucho interés los reproduciríamos. Sin embargo, dadas las condiciones de falta de tecnología, era un problema preparar un grabado para imprimir una fotografía y también de espacio. Por ello fui aplazando el cumplimiento de mi promesa. Pero ahora, con la ventaja de la técnica del internet, sistema en el cual ahora navegamos, con el presente número damos principio a la publicación del reducido pero muy interesante documento. (El director)
  
+ + +

   Acaso el más insigne filósofo der los nacidos en la Nueva España, fue doctor en Teología por la Sapiencia de Roma y en Cánones por Pisa, miembro de la Academia de Bolonia y de la Arcadia romana, Protonotario Apostólico; y –Sacerdote del Oratorio de S. Felipe Neri, en San Miguel el Grande--, dejó nombre perenne como Catedrático y Rector de su Colegio de San Francisco de Sales, que enalteció enormemente con el prestigio de su enseñanza y sus obras, y donde acabó – a los solos 38 años—su hermosa vida de virtud y ciencia.
  
   Fértil polígrafro, publicó unas veinte obras, tres de ellas filosóficas y las demás de ascética, historia y arqueología. Noble humanista, editó con un precioso prólogo suyo la Musa Americana, primicias de los cármenes del P. Abad, y él mismo –en su obra príncipe— se mostró elegante prosista latino. Y Filósofo -sobre todo-- realizó principalmente en sus Elementa Recentioris Philosophiae (1774), una obra de inteligencia, erudición y audacia nada comunes, donde la Filosofía Moderna hizo su solemne aparición en Méjico; obra que –a pesar de su desdén injusto, aunque explicable entonces, hacia la Metafísica de Aristóteles— mereció de la Universidad su aprobación extraordinaria y su adopción como texto, y que prosigue dándole hoy todavía –testigos Monseñor Valverde y el Dr. Caso— uno de los primeros sitios entre los filósofos mejicanos que hayan dejado huella personal y profunda.
  
   De la obra en preparación del señor don Juan Manuel Jasso entresacamos estos datos:
  
   Juan Benito Díaz de Gamarra y Dávalos. Nació en Zamora en 1745 y murió el año de 1783.
  
   El Padre Gamarra era hijo de Doña Ana Dávalos, heredera de la Casa Dávalos y probablemente allí nació el P. Gamarra.