Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    22 de Octubre de 2020
11 de Octubre de 2020
CARSTENS: LA CRISIS DURARÁ MÁS; DIFÍCIL, EVITAR BANCARROTAS

   El golpe a la economía mundial por la pandemia del Covid-19 aún mantendrá sus efectos, y si bien la mayoría de los gobiernos y bancos centrales han respondido adecuadamente a la crisis, los recursos serán insuficientes para evitar un mayor número de bancarrotas, aseguró el gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS), Agustín Carstens Carstens.
  
   “Al principio se pensaba que la crisis iba a ser transitoria, pero ha durado más y va a durar aún más. Por tanto, la mayoría de los gobiernos intentan evitar efectos excesivos. Muchos paquetes se iban a ver interrumpidos en este momento, pero la mayoría de los países han tenido el buen sentido de extender.
  
   “Llegará el momento en que la acción gubernamental no pueda prevenir el incremento de bancarrotas. El cambio en el entorno económico dará lugar a una reasignación ineludible de recursos”, dijo.
  
   Al participar en la treceava edición de la Conferencia Internacional de Banca, organizada por Santander, Carstens explicó que se verán mayores dificultades a futuro, con cambios profundos en la economía.
  
   “Tenemos que reconocer que el Covid-19 va a cambiar la cara de la economía. Muchos sectores que sufren ahora no van a recuperarse, porque va a haber otra forma distinta de viajar, de trabajar, de ir de compras y todo ello complicado más por la revolución digital”, añadió.
  
   Innovación complicará negocios
   Hasta el momento, las perspectivas de diversos organismos sobre el desempeño de la economía mundial han moderado la visión negativa por la pandemia. Para el Fondo Monetario Internacional, la recesión global podría ser no tan severa a lo estimado en meses anteriores.
  
   Incluso, mejoró a -9% desde -10.5% la expectativa de caída para México al cierre de 2020. No obstante, firmas internacionales esperan una contracción a doble dígito.
  
   Carstens dijo que ante la innovación para mantener actividades económicas, la transformación hará inevitable el cierre de negocios.
  
   “Hay mucha innovación. El comercio electrónico es cada vez más importante y se conjuga con el enfriamiento de la actividad, así que muchas tiendas no van a sobrevivir”, añadió.
  
   Reconoció el trabajo de los bancos centrales para enfrentar la pandemia, enfocado en estabilizar la economía y reducir el impacto en los mercados.
  
   “Ha sido un año muy emocionante para los bancos centrales. No lo habíamos planificado, pero durante este año, reaccionaron muy rápido y de forma decisiva ante la crisis y la pandemia. Han hecho una importante aportación para controlar y reducir los impactos negativos de esta pandemia”, explicó.
  
   Del sector financiero, Carstens añadió que ha sido resiliente y que sigue otorgando créditos a familias como a empresas, situación que también ha favorecido a los mercados.
  
   “Ha habido volatilidad que podía haberse salido de control, pero esta situación se controló rápidamente. Lo que hemos visto es que el sistema bancario, que tradicionalmente es el que puede perpetuar y hasta cierto punto puede extender la crisis a través de sectores, resistió bien. De hecho, el sistema bancario esta vez es más parte de la solución que parte del problema”
  
   Empresas en bancarrota
   Como efecto de la pandemia, grandes firmas han atravesado problemas financieros que las ha obligado a buscar alternativas con acreedores e incluso detener en definitiva su operación. JCPenney, Hertz, Aldo, Cirque Du Soleil, Neiman Marcus, California Pizza Kitchen, Latam Airlines anunciaron en varios casos el cierre de sus tiendas, así como el despido de empleados.
  
   En el país, Aeroméxico se apegó al capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos para reestructurar sus deudas.
  
   Grupo Famsa ha sido de las firmas con mayores problemas financieros, lo que la ha llevado a solicitar concurso mercantil.
  
   A inicios de julio, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, dijo que por la crisis por el Covid-19 desaparecerán medio millón de empresas en México.
  
   De acuerdo con sus previsiones, la mayor cantidad de negocios que cerrarán serán del sector manufacturero, comercio al menudeo, al mayoreo, mueblerías, textil-confección, automotriz y turismo. (El Universal)