Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    22 de Octubre de 2020
11 de Octubre de 2020
LA PANDEMIA VENCE A LA FIL Y GOLPEA MÁS A LA ECONOMÍA DE GUADALAJARA

   A pesar de los esfuerzos, las autoridades decidieron cambiar al formato virtual para evitar contagios deCovid-19; habrá impulso a la industria editorial, pero pega fuerte al turismo
  
   La mañana de ayer, autoridades de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) anunciaron que por primera vez en su historia, el encuentro librero será virtual. Raúl Padilla, presidente de la feria, aseguró que desde marzo pasado el Comité había trabajado en distintos escenarios y que realizaron su mayor esfuerzo para conseguir que se llevara a cabo de manera presencial.
  
   Sin embargo, dijo, tomaron la “difícil y dolorosa decisión” de cambiar el formato para atender las recomendaciones de las autoridades sanitarias. El cambio implicará un déficit de entre 24 y 28 millones de pesos.
  
   “El análisis de la Sala de Situación en Salud por Covid-19 de la Universidad de Guadalajara, la proyección de la pandemia, la restricción para la organización de eventos masivos y de viajes internacionales, y la responsabilidad de proteger la salud de socios, visitantes, participantes y expositores, nos ha llevado a tomar la difícil decisión”, dijo Padilla en conferencia de prensa.
  
   Asimismo, agregó Padilla, crearon la plataforma FIL Negocios, en la que los profesionales podrán acceder a diálogos, estadísticas y contenidos relacionados con la industria editorial.
  
   Respecto a Sharjah, país invitado de honor, se decidió que sea reprogramado para la edición 36, que se llevará a cabo del 26 de noviembre al 4 de diciembre de 2022. Por lo que este año no habrá país invitado y el país del siguiente año será dado a conocer próximamente.
  
   Oportunidad perdida De los 45 taxistas que trabajaban en el sitio 22, ubicado atrás de Expo Guadalajara, hoy sólo laboran dos; Jorge López es uno de ellos; él considera que la pandemia prácticamente los acabó y la cancelación de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara podría ser un golpe de mortal.
  
   “Desde que inició la pandemia nuestro trabajo se redujo en 75% y la Feria del Libro representaba una oportunidad para recuperarse hacia el final del año”, señala mientras espera algún llamado para recoger pasaje.
  
   Desde hace 25 años, López trabaja en este sitio y desde hace 12 labora para la editorial Océano durante la FIL, por lo que en su caso la pérdida es doble.
  
   “Estamos hablando de ocho o nueve días de feria en los que cada compañero hacía hasta 7 u 8 mil pesos, y en mi caso otro tanto igual con la editorial”, dice. Recuerda que para afrontar la pandemia hubo préstamos del gobierno estatal y federal, pero no han sido suficientes y ahora no sabe cómo podrán salir de esta situación.
  
   Junto con el compañero que hace guardia, este taxista se enteró este viernes de que la FIL será virtual y nadie se arrimará a la Expo Guadalajara durante esos días, y aunque reconoce que no es el evento que les dejaba mayor ganancia, sí representa una pérdida importante.
  
   Sharjah, país invitado de honor, será reprogramado para la edición 36, en 2022. Frente a la tradicional sede de la Feria, una cafetería aloja a sus dos únicos comensales de la tarde; Álvaro Villaseñor, encargado de turno, también se ha enterado del cambio de formato en el evento y considera que para ellos será una pérdida fuerte, pues durante esos días las ventas incrementaban hasta 200%.
  
   “Nos afecta porque es el momento del año en que más percibimos ingresos y con esto nos va a pegar bastante a los ingresos ya de por sí mermados por la cancelación de otros eventos durante el año”, lamenta.
  
   Con Villaseñor laboran otras cuatro personas y aunque han logrado transitar la pandemia sin recortes, el futuro es incierto.
  
   La Universidad de Guadalajara estima que la derrama de la edición de la FIL en 2019 fue cercana a los 8 mil millones de pesos; Aldo de Anda, presidente de Canirac en el estado, considera que de 20% a 30% de ese dinero corresponde a la industria turística.
  
   “Era prácticamente la última Expo grande en la ciudad con la que entrábamos al cierre de año y con lo que se anunciaba el inicio de la época navideña, es una importante derrama que no sólo dejan de percibir los restaurantes sino también el municipio, pero tenemos que seguir adelante”, señaló De Anda.
  
   El negocio de la FIL
   - 8 mil millones de pesos estima la Universidad de Guadalajara que fue la derrama económica que dejó la FIL en 2019
  
   - 30% de esa cantidad corresponde a la industria turística, según la Canirac en el estado. (El Universal)