Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    22 de Octubre de 2020
11 de Octubre de 2020
Revista ‘Mujeres, Iglesia, Mundo’
HERMANAS DE MUJERES Y DE HOMBRES
Zenit

   En ‘L’Osservatore Romano’
  
   (zenit – 3 sept. 2020).– Hermanas entre mujeres y hermanas de hombres: la revista mensual de L’Osservatore Romano, Mujeres Iglesia Mundo (Donne, Chiesa, Mondo), de octubre de 2020 trata este tema, explicado en el editorial.
  
   “Hermanas, solidaridad femenina, sororidad. Estas palabras indican unión, comunión, reciprocidad entre las mujeres”, escribe Marta Rodríguez, miembro de la redacción de la revista en este texto titulado “La misma dignidad”.
  
   Se detiene en el término “hermandad”, esperando que “estimule la reflexión” porque “contiene alguna chispa de profecía en la intención de Mujeres Iglesia Mundo de leer las preguntas que conciernen a la Iglesia y al mundo con los ojos y desde la perspectiva de las mujeres. Lo que a menudo falta en la forma de pensar de la Iglesia y en la forma de pensar de la Iglesia”.
  
   Marta Rodríguez acerca el término “hermandad” al de sinodalidad, que será objeto de un Sínodo en 2022: “La particular sensibilidad relacional de las mujeres podría, por tanto, favorecer la sinodalidad como dimensión constitutiva de la Iglesia. Las mujeres han demostrado su capacidad para promover la participación de todos en los procesos que conciernen a todos. Si su presencia en los lugares donde se toman las decisiones puede fomentar un impulso misionero que involucre a todo el Pueblo de Dios, la pregunta es si estamos abiertos a este tipo de conversión misionera de las estructuras eclesiales”.
  
   Se trata, añade, de aprender a “ejercer correctamente la autoridad”: “Cuando no se sabe cómo ser hermano o hermana, o cómo establecer relaciones de cooperación mutua, es difícil tener autoridad sin abuso. El estímulo de la hermandad puede ayudar a purificar los abusos de poder que tienen lugar en la Iglesia hoy en día”.
  
   “¿Pero estamos listos para este estímulo?”, se pregunta. Vale la pena reflexionar sobre esta cuestión y las preguntas que surgen de ella, incluida su dimensión provocadora. Marta Rodríguez concluyó refiriéndose a la encíclica del Papa Francisco Fratelli tutti que se publicó el 4 de octubre: “No sólo somos hermanas de mujeres, sino también hermanas de hombres”.