Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    02 de Diciembre de 2020
25 de Octubre de 2020
TZINTZUNTZAN, EL "LUGAR DE COLIBRÍES" CONVERTIDO EN PUEBLO MÁGICO

   Tzintzuntzan conserva tradiciones muy arraigadas, sabores y una zona arqueológica muy peculiar.
  
   Tzintzuntzan se encuentra en Michoacán y fue cumbre del imperio purépecha, pues fue el lugar capital donde se asentó esta cultura y el cual todavía resguarda algunos vestigios de la época prehispánica. Su máxima época de apogeo fue en el período clásico, cerca del año 1200 d.C. En ese entonces poseía un gran centro de gobierno dirigido por un rey (calzontzin).
  
   Poco después de que los españoles conquistaran el sitio, el ahora Pueblo Mágico llegó a albergar entre 20 y 30 mil habitantes, por lo que se convirtió en la primera ciudad de Michoacán. Después, durante un lapso muy corto, fue sede episcopal. Los españoles denominaron a los purépechas “tarascos”, por lo que también se les conoce así.
  
   Tzintzuntzan en purépecha significa “Lugar de colibríes” porque históricamente se sabe que los tarascos alzaron su ciudad en Huitzitzilan, del náhuatl “lugar abundante en colibríes”, que traducido en lengua purépecha es Tzintzuntzan.
  
   Rodeado de montañas y de bosque, Tzintzuntzan se encuentra cerca del Lago de Pátzcuaro en el municipio homónimo, a 17 km, y a unas cuatro horas y media de la Ciudad de México. Recibió el nombramiento de Pueblo Mágico en 2012, y actualmente conserva sus construcciones autóctonas con casitas de un solo piso y techos de teja.
  
  
  
   En Destinos vamos a contarte qué puedes ver y hacer en Tzintzunzan, uno de los 8 Pueblos Mágicos de Michoacán.
  
   Día de Muertos en Tzintzuntzan
   El pueblo conserva su lengua, tradiciones y costumbres indígenas, como la danza de los paloteros o el ritual de velación que se organiza en los panteones cada Día de Muertos, donde las comunidades aledañas al Lago de Pátzcuaro se unen para adornar las tumbas de sus muertos con ores de cempasúchil y velas para indicarles el camino. Las familias comen en el panteón mientras conviven. Es la celebración más grande de Michoacán
  
   Convento Franciscano y Museo Comunitario de Tzintzuntzan
   Este Ex convento de San Francisco fue fundado por el obispo Don Vasco de Quiroga, el cual plantó unos árboles de olivo a mediados del siglo XVI que aún pueden apreciarse en sus jardines.
  
   Posee el templo consagrado a San Francisco, el Ex convento de Santa Ana, el antiguo Hospital de Indios, la Iglesia de Nuestra Señora de la Soledad y una capilla; pero también alberga el Museo Comunitario de Tzintzuntzan, el cual recolecta toda la historia de la región.