Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    05 de Diciembre de 2020
15 de Noviembre de 2020
De Ex Haciendas De Campeche
HACIENDA BLANCA FLOR
Durante “la guerra de castas” se utilizó como fortaleza de los criollos, que sólo llegó hasta la región del partido de los Chenes y a escasos metros de la ciudad de Campeche.
  
   La hacienda Blanca Flor se ubica 75 kilómetros al norte de la capital de Campeche. Se construyó en el siglo XVI, en 1588, y fue escenario de 2 cruentas batallas.
  
   La Hacienda Blanca Flor este es una ex-hacienda y se encuentra ubicada a 5 km del municipio de Hecelchakán, hoy parcialmente reconstruida.
  
  
  
   En 1843, durante la llamada Guerra de Castas, y en 1915, cuando militares y hacendados que querían la anexión de Yucatán a Inglaterra se enfrentaron al ejército federal de Venustiano Carranza.
  
   En esas dos ocasiones quedó reducida a cenizas. La iglesia que se edificó frente a la hacienda fue testigo mudo de la batalla que tuvo lugar hace 100 años y que cobró cientos de vidas.
  
   La batalla de Blanca Flor de 1915, es el símbolo de la independencia y de la libertad del yugo que había de los hacendados sobre la población maya en la región.
  
   El 14 de marzo de 1915, Blanca Flor y la capilla fueron escenario de una cruenta batalla entre las tropas carrancistas de Salvador Alvarado y las del Ejército de Abel Ortiz Argumedo que defendía los intereses de los hacendados.
  
   Marco Antonio Carvajal, historiador, señala que esta batalla que se escenificó en los terrenos de esta hacienda vino a liberar algo así como a 60 mil indígenas mayas que en ese momento estaban prácticamente esclavizados en las haciendas henequeneras.
   Las tropas de Ortiz Argumedo registraron 450 muertos; las de Alvarado tuvieron 44 muertos; los cuerpos fueron arrojados a una cueva cercana e incinerados. La batalla de Blanca Flor quedó registrada en los libros de historia.
  
   Esta hacienda conserva su arcada principal y la sincronía de su patío central, convertido ahora en un bello jardín.
  
   El antiguo templo de la finca, conserva vestigios de la lucha armada, así como las tantas haciendas que existieron en el estado de Campeche, la de Blanca Flor se dedica al procesamiento del henequén y hoy día ofrece al turista servicio de hospedaje, áreas verdes y atractivos paisajes a su alrededor.