Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    21 de Abril de 2019
14 de Abril de 2019
DE EX HACIENDAS DE QUERÉTARO
Hacienda De Los Cues
Fronteriza entre la sierra y el páramo, en pleno camino a las minas y formando parte del histórico camino Real de Tierra adentro Huimilpan conserva el orgullo de ser la perla de Querétaro, la tierra donde se dirimieron las lindes entre Teotihuacanos ancestrales y los pueblos nuevos, que se negaron a rendirse, sin luchar, al dominio azteca.
  
   Tampoco fue su conquista nada fácil para los españoles, que tuvieron que vivir un milagro atribuido al Apóstol Santiago para lograr la lealtad y conversión de su pueblo que no obstante, conservó su autogobierno hasta bien entrada la colonia.
  
   Con la llegada de los franciscanos en el siglo XVI, comienza el periodo de esplendor económico de la región fundando misiones y haciendas al principio de la década de 1680 cuando acaba la fundación de esta majestuosa Hacienda de Los Cues que ha formado parte importante de la historia de México desde la conquista hasta el periodo del imperio.
  
   capilla de la hacienda
  
   Es el franciscano Antonio Linaz de Jesús María, hijo de la isla de Mallorca y que había trabajado en la provincia de San Pedro y San Pablo de Michoacán, en un viaje a Madrid, quien confió al Ministro General de la Orden franciscana, Ximénez Samaniego, su intención de crear un centro misionero de primera importancia. Con este fin pidió permiso para reclutar a algunos frailes europeos para la empresa.
  
   El 12 de marzo de 1682, el General de los franciscanos expidió las letras de erección y el 8 de mayo del mismo año el Papa Inocencio Xl promulgó el Breve Apostólico Sacrosancti apostolatus officium (del oficio sagrado del apostolado), con el que autorizaba la fundación del primer Colegio de Propaganda Fide (de la propagación de la fe) en el Nuevo Mundo.
  
   Al padre Linaz le fue asignado el convento de la Santa Cruz de los Milagros de Querétaro, perteneciente a la provincia de Michoacán, del cual tomó posesión el 15 de agosto de 1683, junto con otros 24 frailes, entre los que destacan Antonio Margil de Jesús, Francisco Frutos, Antonio de los Ángeles y muchos más.
  
   En este nuevo centro se inician muchas de las obras de evangelización hacia el Norte, Centro y Sur de la Nueva España. Durante los próximos dos siglos, Querétaro será la sede donde se impulsa buena parte de esta obra misionera como es el caso de la emprendida por Fray Junípero Serra, insigne fundador de las famosas misiones californianas.
  
   La historia vive hechos gloriosos y paginas gloriosas de la fecunda historia mexicana y el Imperio y luego la Revolución no dejan de lado a Querétaro y sus grandes haciendas y muchas, como Los Cues, conservan en sus muros el recuerdo de su esplendor cortesano el rumor de sus gloriosas gestas y el rumor misterioso de haber albergado la luz de la fe.
  
   Ubicada dentro del mismo palacio y abierta al público es a diferencia de otras capillas de haciendas un lugar de culto activo. Consagrado y donde se realizan habitualmente las misas semanales y numerosas ceremonias religiosas.
  
   Su despacho parroquial se encuentra en la cercana población de Lagunillas junto a su parroquia y atiende a los feligreses los martes y jueves por la tarde. Pudiendo concretar allí los servicios religiosos de las celebraciones que se deseen.
  
   De estilo barroco, es una construcción de gran belleza que conserva intacta la refinada elegancia de su arquitectura centenaria.