Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    21 de Abril de 2019
14 de Abril de 2019
TRATA DE PERSONAS
El Papa Recibe A Los Participantes En Conferencia Internacional
Zenit

   (Zenit- 11 de abril de 2019).- El Papa Francisco recibió a los participantes de la Conferencia Internacional sobre la trata de seres humanos, iniciada el día 8 anterior en la Aula nueva del Sínodo. Durante su discurso, el Santo Padre se ha referido al fenómeno de la trata de personas como “una llaga en el cuerpo de la humanidad” que “desfigura la humanidad de la víctima, ofendiendo su libertad y su dignidad” y que también “deshumaniza a quienes la llevan a cabo, negándoles el acceso a la ‘vida en abundancia’. La trata, en fin, daña gravemente a la humanidad en su conjunto, destrozando a la familia humana y al Cuerpo de Cristo”.
  
   El Papa ha señalado que todas las acciones destinadas a restaurar y promover la humanidad de las personas forman parte de la misión de la Iglesia y ha agradecido y elogiado la labor de los presentes como un signo tangible del compromiso de las iglesias locales con esta grave lacra. Igualmente, ha reconocido que aún queda mucho por hacer y les ha animado a “perseverar en esta misión, a menudo arriesgada y anónima”.
  
   Participantes
   La conferencia ha acogido a unas 200 personas, entre las cuales se encuentran obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, coordinadores de proyecto y agentes pastorales, representantes de organizaciones católicas y fundaciones, así como expertos de este fenómeno venidos desde distintos países de mundo. Se trata de un encuentro orientado a favorecer la interactividad entre sus asistentes, facilitando el intercambio de experiencias, puntos de vista y prácticas efectivas dentro del ministerio de la Iglesia para enfrentarse al azote de la trata de personas.
  
   Contenido
   Las distintas sesiones del programa se correspondieron con las secciones de las Orientaciones Pastorales sobre la trata de personas mencionadas anteriormente y cada una de ellas cuestiona la situación particular de mujeres y niños. Igualmente, dichas orientaciones servirán para guiar el trabajo de la la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral sobre este fenómeno que sigue creciendo y que preocupa a toda la Iglesia y la humanidad.