Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    23 de Enero de 2021
10 de Enero de 2021
De Personajes Ilustres
JOSÉ ANTONIO PLANCARTE Y LABASTIDA
1840-1898
  
   Claudio Garciaméndez Dávalos
  
   José Antonio Plancarte y Labastida nació el 23 de diciembre de 1840, en la Ciudad de México; fue hijo de Francisco Plancarte Arceo y de Gertrudis de Labastida y Dávalos.
  
   Pocos días después, el matrimonio regresó a Zamora, Michoacán, donde tenían su residencia, y años más tarde la familia se cambió a Morelia, donde José Antonio terminó su instrucción primaria en 1851.
  
   En 1855, José Antonio Plancarte y Labastida ingresó al Seminario de Puebla, donde estuvo poco tiempo, pues en mayo de 1856 don Pelagio Antonio Labastida y Dávalos, Obispo de Puebla, fue desterrado a Cuba, y sus sobrinos José Antonio y Luis abandonaron México para reunirse con él.
  
   José Antonio fue enviado al Colegio de Santa María de Oscott, en Birmingham, Inglaterra, donde estudió comercio de 1856 a 1862; tomó cursos de Ingeniería, Geografía Física, Dibujo Mecánico, Astronomía, Historia, Música, y cuando decidió ser sacerdote, estudió latín, filosofía y francés.
  
   José Antonio fue a Roma y se matriculó en el Colegio Romano; tuvo como residencia la Academia Eclesiástica, donde estuvo hasta 1865.
  
   El 11 de junio de 1865 recibió el Orden Sacerdotal en Italia, de manos de Mons. Carlos Cigli, Obispo de Tívoli. Celebró su primera Misa el 13 de junio de 1865, frente al altar de San Luis Gonzaga, en la Iglesia de San Ignacio, en la Ciudad Eterna.
  
   En noviembre de 1865, José Antonio Plancarte y Labastida regresó a México y del 27 de noviembre de 1867 al 24 de abril de 1882, fue párroco de Jacona, Michoacán, donde el 12 de noviembre de 1867 fundó el “Colegio de Nuestra Señora de Guadalupe”, llamado posteriormente: “Purísima Concepción”, y luego, en 1873, abrió el colegio de San Luis. En 1876, estableció una escuela gratuita para jóvenes y un año después obtuvo de Propaganda FIDE el título y los privilegios de un Misionero Apostólico.
  
   El 2 de febrero de 1878 fundó la “Congregación de Religiosas Hijas de María Inmaculada de Guadalupe”, cuyo objetivo fue la educación de la niñez, la juventud y la mujer, así como la asistencia a enfermos y ancianos, las misiones y la catequesis extra escolar. Reparó la parroquia de Jacona y el cementerio, y promovió la construcción de la línea de tranvías de Zamora a Jacona.
  
   Plancarte y Labastida fue el XVI Abad de la Colegiata de Guadalupe en la Ciudad de México, del 8 de septiembre de 1895 hasta su muerte en 1898. Amplió, restauró y embelleció la Colegiata para la Coronación Pontificia de la Virgen de Guadalupe que tuvo lugar el 12 de octubre de 1895; dichos trabajos iniciaron el 12 de noviembre de 1886. Es importante subrayar que la Colegiata no fue incluida en la nacionalización de bienes eclesiásticos que el gobierno decretó en 1861.
  
   El padre José Antonio Plancarte y Labastida murió el 26 de abril de 1898 en la Ciudad de México.