Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    23 de Enero de 2021
10 de Enero de 2021
ROBO DE GASOLINAS EN PIPAS DE PEMEX IGUALA AL HUACHICOLEO

   En 2020, el robo a carrotanques ejecutado a concesionarios y asignatarios del sistema ferroviario mexicano, así como de autotanques (pipas) de Petróleos Mexicanos (Pemex), creció a tal escala que ya iguala al hurto de combustibles con tomas clandestinas en ductos petroleros.
  
   Información de Pemex clasificada como confidencial advierte que los robapipas no sólo compiten con los huachicoleros, sino que Robo de gasolinas en pipas de Pemex iguala al huachicoleo, ya que, en términos del volumen saqueado, obtienen las mismas cantidades, sobre todo de gasolinas y diesel. Información correspondiente al periodo enero-noviembre de 2020 muestra que los delincuentes dedicados a detener mediante el uso de fuerza excesiva los autotanques de Pemex para sustraerles el producto o apropiarse de las unidades, considerados como otra forma de huachicoleo, intensificaron su actividad.
  
   Lo mismo ocurrió con la entrada de combustibles de importación vía férrea, lo que no sólo abrió el apetito de los delincuentes que ahora también roban gasolina y diesel a trenes que llegan del mercado estadounidense, sino que existe un nuevo nicho al huachicoleo de combustibles a partir del año pasado.
  
   Entre ambos tipos de hurto, de acuerdo con registros oficiales, se robaron casi 707 mil 266 litros de gasolinas y diesel en el periodo enero-noviembre.
  
   De acuerdo con información del Sistema Institucional de Control de Asuntos Jurídicos de la Dirección Jurídica de Pemex, a la cual EL UNIVERSAL tuvo acceso, entre el 1 de enero y el 30 de noviembre de 2020, estos delincuentes sustrajeron 254 mil 780 litros de combustible deteniendo la marcha de siete trenes, y al mismo tiempo detuvieron 39 pipas en carreteras para apropiarse de 452 mil 486 litros.
  
   Ese volumen es casi de la misma proporción que lo asegurado por robo de hidrocarburo en tomas clandestinas del 1 de enero al 30 de noviembre de 2020, que alcanzó 777 mil 94 litros.
  
   Hasta octubre, cifras oficiales de la petrolera muestran que se registraron 8 mil 919 tomas clandestinas en sus 17 mil 500 kilómetros de su red de ductos.
  
   Información de la Unidad de Estadística Jurídica de la Dirección Jurídica de Pemex, con fecha del 16 de diciembre, muestra que por robo de hidrocarburos el daño al patrimonio de la empresa y del país fue casi igual con los siete trenes detenidos y las 39 pipas interceptadas, que con las 9 mil perforaciones ilegales.
  
   Mapeo del delito
   La petrolera y las autoridades federales, estatales y municipales mapearon las zonas de mayor incidencia, tanto por delito de robo de combustibles a carrotanques y autotanques, como a través de tomas clandestinas.
  
   Aunque la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF) todavía no da un peso específico al robo de combustibles transportado en tren en su reporte de seguridad del sistema ferroviario mexicano al primer semestre del año, señala que los concesionarios reportaron 675 robos a trenes, concentrándose en las regiones occidental (Jalisco) y oriental (Estado de México), Tlaxcala y Puebla.
  
   Del robo por autotanque, la mayor cantidad de delitos se presentó en seis municipios de Veracruz —Acayucan, Coatzacoalcos, Córdoba, Xalapa, Poza Rica de Hidalgo y Veracruz —, para 15 incidentes, y le siguieron municipios de Jalisco, Guanajuato, Tamaulipas y Nuevo León con tres cada uno y con dos está Baja California y Colima.
  
   Con robo a pipa de Pemex figuran Chihuahua, Estado de México, Michoacán, Morelos, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí y Sinaloa.