Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    13 de Abril de 2021
28 de Marzo de 2021
10 CONSEJOS PARA TENER UN DÍA FELIZ
La búsqueda de la felicidad es un camino relacionado con los buenos hábitos diarios que van sumando bienestar. Por ello, te presentamos consejos que puedes adoptar para tener un día feliz.
  
   Delimitar la felicidad según la experiencia de una persona es imposible, pues la subjetividad en la apreciación está presente. Del mismo modo, se suele caer en el error de considerar que el bienestar está en situaciones externas y no en la forma como manejamos las sensaciones. Así, los consejos para tener un día feliz buscan respaldar la satisfacción periódica.
  
   Antes de entrar en materia, es preciso entender que sostener el equilibrio mental y emocional que favorece la felicidad depende de un cambio que solo nosotros tenemos el poder de comenzar. En caso de tomar la decisión definitiva, las siguientes prácticas pueden significar un acelerador de optimismo.
  
   Consejos para tener un día feliz
   La utilización de todos los consejos para tener un día feliz es capaz de generar una reacción en cadena de deleite que se extiende a lo largo de las jornadas. De esta manera, la felicidad puede prolongarse a semanas, meses y más.
  
   1. Defiende la paz al despertar
   Las primeras horas de tu día marcan una parte importante de las sensaciones posteriores. Por consiguiente, evita el estrés al despertar, realiza ejercicios de respiración y toma con calma todas las responsabilidades pendientes.
   Esto no solo garantiza la tranquilidad y el buen ánimo, sino que clarifica y potencia el rendimiento en las tareas que se deben realizar.
  
  
  
Las primeras horas de la mañana son esenciales
   para determinar el resto de la jornada.
   Comienza alegre y relajado para terminar mejor.

  
   2. Toma agua antes de comenzar
   Es muy importante tomar un vaso grande de agua durante la primera hora del día, ya que permite la activación del cerebro, favorece el cuidado de la piel, consigue prevenir un grupo importante de enfermedades, mejora la digestión y aumenta la energía.
  
   En definitiva, beneficia la vitalidad integral y, de forma automática, mejora la felicidad.
  
   3. Adopta el agradecimiento
   Abrir la mente para apreciar y agradecer por cada una de las cosas que nos hacen afortunados a diario es una práctica que se recomienda, puesto que tiene ventajas. Una buena forma de trabajar el agradecimiento es con un diario o frasco de gratitud.
  
   4. Descarta los lamentos
   Concéntrate en la solución y el progreso sin darle cabida a las quejas constantes, ya que esta mala costumbre solo desgasta la capacidad de reacción favorable ante las dificultades.
  
   A su vez, crea una barrera mental que después es difícil derribar. Piensa que tienes ciertas herramientas, ¿cómo es factible comenzar a evolucionar con ellas?
  
   5. Acércate a tu familia
   El trabajo y las preocupaciones son capaces de crear una espiral de distanciamiento que se hace cada vez mayor sin que nos percatemos. No obstante, siempre es buen momento para encontrar tiempo de compartir con la familia y nutrir el alma con buenas conversaciones, recuerdos y risas.
  
   6. Deja espacio para ti
   El tiempo es lo más valioso que tenemos, pero en nuestra ocupada agenda ese instante para disfrutar de alguna actividad que nos nutra de manera individual muy pocas veces aparece. Por tanto, planifica un período para desarrollar tu pasión, ya que se consigue maximizar la felicidad plena.
  
   7. Haz ejercicio
   Otro de los consejos para tener un día feliz que es imprescindible consiste en ejercitarse con el objeto de liberar las tensiones remanentes, mejorar el estado, promover la salud cardíaca y aumentar el factor estético en quienes sientan la necesidad de lucirlo. Unos 30 minutos diarios son suficientes.
  
  
  
   8. Sal de los mensajes en espera
   El hecho de responder todos los mensajes importantes que estén pendientes libera la preocupación de tener asuntos sin resolver. Hecho esto, el día transcurre con otra naturalidad que favorece la felicidad sostenida.
  
   9. Segmenta los tiempos de trabajo y distensión
   No mezclar la utilización de redes sociales por entretenimiento con las etapas de trabajo es capaz de incrementar la felicidad en el día. ¿Cómo ocurre? Pues por medio de un mejor aprovechamiento del tiempo, lo que se ve reflejado en un mayor rendimiento para alcanzar las micro y macro metas.
  
   10. Favorece un descanso reparador
   Llegamos al último de los consejos para tener un día feliz, que está asociado a un descanso completo y profundo. Una buena costumbre para alcanzar las anheladas 7 u 8 horas de sueño está en apagar los dispositivos electrónicos al menos una hora y media antes de acostarse.
  
   Cosas que debes evitar si quieres sentirte feliz
   Dentro de los consejos para tener un día feliz también deben estar las conductas y circunstancias a evitar por completo. Muchas veces, los comportamientos dañinos opacan los buenos hábitos y se apoderan de una percepción negativa.
  
   Evita procrastinar
   Darle largas dedicaciones a cada una de las metas y objetivos, por muy pequeños e insignificantes que luzcan, con el paso de los años impedirá que se logren los avances deseados. La consecuencia será la frustración y, por ende, la ausencia de felicidad en muchos ámbitos de la vida.
  
   Deshazte de la negatividad
   Una actitud negativa atrae malos resultados, debido a que solo se visualizan escenarios adversos y caos. Siguiendo ese orden de ideas, asumir un pensamiento en el que es posible alcanzar los objetivos con desenlaces tanto realistas como favorables extiende la tranquilidad mental.
  
   Descarta la rendición
   Darse por vencido en los sueños y objetivos debe evitarse. De hecho, existe la posibilidad de que se genere una pausa por momentos determinados, pero solo para continuar después.
  
   La derrota y el fracaso no son el final, pues nos dan mucha información para mejorar en nuevos intentos posteriores.
  
  
  
Las frustraciones son un obstáculo
   que debemos aprender a sortear.
   De allí aprendemos para seguir adelante.

  
  
   Impide el aislamiento
   La preocupación por cumplir con las obligaciones tiende a crear un efecto de ensimismamiento. A pesar del estrés, aislarse del entorno no es la solución. Incluso las opiniones de familiares y amigos son competentes para encontrar mejores formas de solventar escenarios antagonistas.
  
   Los consejos para tener un día feliz son para aplicar
   Los consejos para tener un día feliz son herramientas de equilibrio emocional que se deben incorporar poco a poco en la rutina, pero lo más importante es trabajar estos hábitos a diario para que no se pierdan al afrontar momentos de tensión.
  
   Se recomienda comenzar por pequeñas metas de felicidad, es decir, conseguir pasar medio día con serenidad, luego asumir el reto de un día entero y así enlazar eventos de bienestar hasta alcanzar la armonía permanente.