Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    15 de Mayo de 2021
11 de Abril de 2021
MUCHOS RUMORES, POCAS CERTEZAS
Benjamín González Oregel Varios tiradores, con tal de ocupar la oficina principal del Palacio municipal de Tangamandapio
Muchos rumores, pocas certezas, sobre las planillas que habrán de buscar y competir por la presidencia municipal del municipio.
  
   S. Tangamandapio, Mich., a 9 de Abril del 2021.-- Cuando faltan unos días para el inicio formal de las campañas políticas por las presidencias municipales –los comicios más importantes para quienes los habitan--, aquí, en Tangamandapio, son más las dudas, los rumores, las incertidumbres, que las certezas que el ciudadano común encuentra cuando pregunta sobre quiénes, cuántas, cuándo y por cuáles planillas y partidos podrá sufragar el próximo 6 de Junio.
  
   Reacio irredento, como es en su mayoría el común de los ciudadanos, el interés del posible votante disminuye al escuchar los nombres de quienes podrían encabezar las combinaciones de cada uno de los grupos que aspiran a levantarse con el triunfo para la administración local durante los siguientes 3 años. Esto, a pesar de que los verdaderos nombres de algunos de los supuestos aspirantes, no son conocidos por la mayoría de quienes acudirán a las urnas.
  
   Por otra parte, hasta la mañana de este viernes, sólo un par de funcionarios del ayuntamiento actual se han separado de sus encargos, mediante licencias, para dedicarse por completo a la campaña que habrá de iniciarse en los días venideros. Esto, que parece no tener mayor importancia, sí la tiene; conocido como es que el presidente del PRI en el municipio se desempeña como regidor, y no ha renunciado, ni pedido licencia. En semejante situación, se encuentra el dirigente –en el partido se le tiene como líder desde el año pasado-- del PRD, mismo que se ha desempeñado como responsable del departamento jurídico del ayuntamiento. Esto no hay que perderlo de vista, pues, de acuerdo a las palabras del nuevo secretario del ayuntamiento, solamente el edil y uno de los regidores, que buscarán liderar sendas planillas, han solicitado, formalmente sus respectivas licencias.
  
   Puntero en coaliciones
   Uno de los factores que más han influido en el ánimo de los ciudadanos, es la mezcolanza de nombres y personalidades que se mencionan para la conformación de las fórmulas; a pesar de que el municipio fue quizá el puntero en lo que ahora se ve con cierta normalidad: aquí, desde el otoño del 2004 --, priistas y panistas, se unieron para sacar del poder al entonces poderoso PRD –además, por órdenes de los ideólogos del tricolor, vio la luz en Tangamandapio, el partido Verde Ecologista, formado por obedientes priistas, ante la problemática que se presentaría a la hora de designar a quienes debían constituir parte de futuro cabildo, ya que los coaligados, deseaban tener mayoría en el mismo instituto, para llevar mano al momento de decidir sobre los asuntos a tratar dentro del ayuntamiento.
  
   El actual gobierno del municipio, formado por perredistas, panistas y no pocos tricolores que abandonaron lo que fue el Partidazo –ente vivo, por supuesto, por más que sus detractores piensen lo contrario--, no ha escapado a estos enjuagues. Ejemplos: quien ocupó la secretaría del ayuntamiento que está por terminar, el licenciado Daniel Cuevas Campos, distinguido perredista, abandonó la secretaría, para “retornar a ocupar la plaza que tenía como profesor de Telebachillerato” –aseguran algunos miembros del gobierno en funciones, que algo así habría dicho y esgrimido para separarse del cargo--. Al parecer, según habladurías, la decisión la tomó con otra intención: sumarse al proyecto del priísmo local, encabezado por la familia Campos.
  
   Con él, dejó su empleo la señora Nohemí Arroyo Sandoval –excandidata del PRD a la presidencia del ayuntamiento hace años--, seguramente ante los rumores de que no sería ella quien acompañara al edil, el licenciado Eduardo Ceja Gil. La dama aspiraba, y aspira, a la sindicatura. Con ese ánimo, hoy, según rumores, forma parte de la fórmula con la que competirá el PRI. La representación será encabezada, como aspirante a presidente municipal, por el licenciado Rodrigo Campos Cuevas. Para una parte de la ciudadanía, a esta combinación, le espera superar una cuesta muy empinada: la animadversión que buena parte de la población ante el desprestigio que dejaron, entre los pobladores del municipio, quienes integraron los gobiernos emanados de esa mezcolanza política, PRIAN, desde el 2005, hasta la llegada de la administración actual.
  
   Las combinaciones
   Para nadie es un secreto que el licenciado Ceja Gil, desde el calendario pasado –tal vez desde que recibió el destino del municipio, hace casi 3 años--, sueña con la reelección. Esto, a muy pocos sorprende. Lo que llama la atención es el hecho de que, desde hace meses, gente cercana a él, se ha distanciado, separado del grupo. El PRD local, como sucede en todo el país, está hecho pedazos –la oficina del partido, situada a unos metros del palacio municipal, pocas, contadas veces, ha abierto sus puertas. Sobre todo, tras el rompimiento del edil con el presidente del comité municipal partidista. Otro caso que ejemplifica lo anteriormente señalado, es la tirante relación, por no decir nula, entre el ejecutivo y la síndica. Además del caso del exsecretario del ayuntamiento y la tropa que lo acompañó durante su arribo y estancia en el gobierno municipal. Para muchos, esto debilita las posibilidades de quien busca ser reelecto. Digno es reconocer que el partido, como tal, desde hace más de 3 años, es parte fundamental de la coalición que llevó al poder al actual ayuntamiento.
  
   Porque es notable la buena relación que mantiene con la parte más numerosa e influyente del panismo municipal –que seguramente le es fiel con el fin de conservar los empleos que unos 200 albiazules tienen en la actual administración--. Sin embargo, Ceja Gil y su grupo, no cabalgan sobre caballo de hacienda: son muchos los resentidos y decepcionados, sobre todo en la cabecera, con la labor que ha desempeñado el actual gobierno.
  
   Por otro lado, se habla, entre los habitantes de Santiago, de la existencia de un par de grupos más del panismo, liderados por sendos dirigentes: Rafael Vega Robles y Mayra Ochoa Vega, quienes, según los dichos, buscarán competir con su propia planilla.
  
   Esta, llevaría como cabeza, a la joven Mayra Ochoa Vega, cuyo mérito mayor es ser hermana de “Víctor Ochoa Vega, quien estudia en Morelia y de quien se dice, tiene cercanía con algunos dirigentes del blanquiazul, en Morelia”, donde estudia. Se sabe, se rumora, además, que desde la Capital del Estado, más de algún miembro del comité estatal panista, se “ha ordenado que el partido debe competir con sus propias siglas”. Lo anterior circula entre los habitantes del pueblo.
  
   Se ha dicho que el escollo mayor a que se ha de enfrentar la fórmula que lidera el perredista Ceja Gil, está formado por el grupo de los tricolores. Pues si el aspirante, Rodrigo Campos Cuevas, es un joven con la experiencia que haya adquirido en casa, pues nunca, hasta donde se conoce, ha desempañado encargo público alguno, se da como hecho que habrá de contar con la asesoría y consejos de su familia: su padre ha sido 2 veces presidente municipal, y un tío de ambos, el maestro Jesús Campos Ramírez se ha sido el ideólogo del partido desde hace más de 50 años. Para no pocos de los habitantes del municipio la ocasión es propicia, para los miembros de esa familia y su grupo de seguidores, para recuperar lo perdido. A pesar de que no son menos los malquerientes y resentidos a los que tendría que convencer de que las cosas pueden mejorar, luego de la victoria.
  
   Otro problema que ha sortear Lalo Ceja, para su reelección, lo representará la combinación de Morena, encabezada por la señora Tonanzin Ríos Carreño –según sus detractores fue impuesta desde Morelia, donde labora su hermano Alberto--, quien buscará obtener el triunfo en esta su segunda oportunidad. Hija del expresidente municipal y exdiputado local, Rafael Ríos Álvarez, a más de ser sobrina del profesor Serafín Ríos Álvarez, expresidente del municipio, exdiputado local y exsenador de la República. La losa de que habrá de liberarse la joven dama, es tan pesada, que tal vez el enemigo a vencer sea ese, y, como sucede con los priistas, lo tiene en casa. Hay que decir, además, que como ocurre en todos lados, en todo el país, en el municipio nadie conoce al presidente del movimiento. Se habla, además, de que, al menos hay 3 grupos más, tan sólo en Santiago. Esto, ha dividido, aún más, al morenismo en el pueblo y municipio. Sin embargo, Tona –como es conocida--, se nota animada y dispuesta a dar la pelea.
  
   Paulo García Manzo, es un joven maestro, egresado de la normal de Morelia, que formó parte del actual ayuntamiento cobijado por colores y siglas de Movimiento Ciudadano; y quien también aspira a ocupar la oficina principal del Palacio Municipal. El novel docente, que alcanzó la cima entre los estudiantes michoacanos, tras haber ocupado ocupar el primer lugar en el Estado, porque obtuvo las calificaciones más altas entre los aspirantes a la docencia, ahora espera el respaldo de la ciudadanía del municipio. El, fue el primero en solicitar licencia para separarse del su cargo, como regidor y salir a buscar el respaldo de los posibles votantes.
  
   Sin embargo, las cosas, para él y para Mayra Ochoa, están muy cuesta arriba. Se trata de 2 jóvenes, sanos, limpios, y con ganas de trabajar por el municipio, pero su verdor y su poco calado entre la ciudadanía del municipio, será un muro difícil de superar.
  
   Más fácil, empero, no la tendrán los electores y ciudadanía, al momento de elegir, afirman no pocos santiagueños; mientras los rumores crecen, abonados por la falta de transparencia de los partidos.