Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    15 de Mayo de 2021
02 de Mayo de 2021
Ex Procurador Morales Lechuga
EN LA 4T, VEO RIESGO DE UNA RUPTURA CONSTITUCIONAL
La 4T trata de hacer leyes a la medida de una persona; en el gobierno de AMLO son varios intentos de modificar las normas para prorrogar mandatos
  
   El ex procurador general de la República, Ignacio Morales Lechuga, advierte de la "entronización de un régimen autocrático" en México, que trata de hacer leyes a la medida de una persona.
  
   En entrevista con EL UNIVERSAL, el abogado y político afirma que durante el gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, ya son varios intentos de modificar la ley para prorrogar mandatos, el último caso es el del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, lo que, dice, parece ser ya una norma en la autollamada Cuarta Transformación.
  
   Morales Lechuga considera que si los ministros avalan que Zaldívar permanezca dos años más como presidente de la SCJN y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), se “completará la debacle de una República democrática”.
  
   “Corremos peligro por su puesto, yo creo que estamos a tiempo de rectificar y evitar que esa debacle ocurra”, sentencia el actual notario.
  
   Y añade: “Ya lo intentaron con el caso (Jaime) Bonilla en donde el propio gobierno federal, en una reunión, a través de la secretaria de Gobernación, prácticamente brindó su apoyo a esa prórroga de mandato, lo hizo un privado pero lo hizo. Esta otra de la Corte, ya no más faltaría una tercera que fuera la del propio presidente de la República y no está, a mi juicio, ajeno a este pensamiento porque él ha dicho en dos ocasiones que terminara su mandato si Dios se lo permite en 2024 y si el pueblo lo deja, que es una frase altamente peligrosa que puede encerrar un deseo interno de prolongación de su estancia en Palacio Nacional”
  
   El funcionario arma que la destrucción institucional, sin ser sustituida más que por la voluntad de un solo hombre es peligrosa para una democracia incipiente y todavía frágil como lo es la mexicana.
  
   ¿Qué ordenamientos legales se violan con la ampliación de mandato del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)?
   En primer lugar el mandato del Artículo 97 de la Constitución es muy claro, cuando limita el ejercicio del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a sólo cuatro años, ni un minuto más de los cuatro años, es contundente, esa es la primera violación a mi juicio.
  
   La segunda sería, la prohibición de reelegirse y una tercera que no ha sido advertida es que la función electiva de presidente de la SCJN les corresponde a los ministros de la Suprema Corte no al poder legislativo y en este caso el Poder Legislativo está suplantando, violando la Constitución, a los ministros de la Corte.
  
   Son ellos, nada más ellos y solamente ellos los facultados para elegir presidente de la Corte, esto no lo puede hacer ni el presidente de la República ni el Congreso y menos a partir de un transitorio.
  
   A mí me parece que es una violación grave a la Constitución que por supuesto no debemos pasar por alto los mexicanos. También lee: AMLO “está jugando con fuego”, advierten desde España.
  
   De concretarse en la SCJN la ampliación de dos años del periodo del ministro Arturo Zaldívar, ¿puede ser el camino que complete la debacle de una República democrática?
   Por su puesto, porque ya lo intentaron con el caso (Jaime) Bonilla en donde el propio gobierno federal, en una reunión, a través de la secretaria de Gobernación, prácticamente brindó su apoyo a esa prórroga de mandato, lo hizo un privado pero lo hizo.
  
   Esta otra de la Corte, ya no más faltaría una tercera que fuera la del propio presidente de la República y no está, a mi juicio, ajeno a este pensamiento porque él ha dicho en dos ocasiones que terminara su mandato si Dios se lo permite en 2024 y si el pueblo lo deja, que es una frase altamente peligrosa que puede encerrar un deseo interno de prolongación de su estancia en Palacio Nacional.
  
   ¿Ve ya una ruptura constitucional por la llama Ley Zaldívar o se está a punto de que eso ocurra?
   Como decía el ministro Juventino Castro, la Constitución no es un referente, no ahí está inmerso nuestro proyecto de nación, es el límite a las arbitrariedades, es el control fundamental de los órganos de gobierno y del Estado mexicano, es la ruta y el camino por donde nosotros debemos guiarnos. No es una reja, es propósito y camino de vida en el que tenemos que adaptar todos nuestra circunstancia, nuestro trabajo, nuestras acciones.
  
   Veo un riesgo de que se una ruptura constitucional, sobre todo cuando un presidente declara que el amparo es un sabotaje legal a sus problemas.
  
   ¿Ante qué estamos cuando el Ejecutivo federal dice que solamente un hombre, en este caso el ministro Arturo Zaldívar, puede implementar la reforma judicial aprobada?
   Ante la negativa de la existencia de las instituciones constitucionales, porque son en las instituciones dónde descansan las funciones no en los hombres, no hay un sólo hombre, esa es una idea caudillista más cercana del fascismo, de los regímenes autocráticos que de las democracias republicanas.
  
   El presidente dijo que los ministros que no voten a favor del transitorio 13, están a favor de la corrupción. ¿Cómo considera este punto de vista?
   Están a favor de la Constitución. Los que estén en contradicción con las opiniones del presidente, no pueden ser traidores a la patria, son apegados a la legalidad y a la constitucionalidad.
  
   En todo caso, la traición a la patria la dan los que violan a la Constitución y no sólo ciudadanos, en este caso empeñados en que se cumpla con el texto constitucional los que la están violando.
  
   Es en todo caso, el Congreso sumiso, obediente a los dictados del poder, yo creo que en ese sentido nuestra posición de muchos mexicanos es perfectamente clara y no es tampoco una acción antipresidencial más bien son llamados angustiosos, a veces, de que se cumpla con el ordenamiento constitucional porque su cumplimiento inspira confianza a la población.
  
   Una vez que impugne la reforma judicial, ¿cómo espera que se dé el debate en la Corte y la votación de los ministros?
   No tengo duda de la honradez intelectual, de la honradez personal y de la honestidad de los ministros estoy seguro que se guiarán por su conciencia, su apego a la Constitución.
  
   En ese sentido, yo tengo hoy una confianza no diría superlativa, realista.
  
   ¿Fue el ministro Arturo Zaldívar el autor de la reforma judicial?
   La Suprema Corte de Justicia no tiene el derecho de iniciar leyes en este país, porque sería un conflicto de interés con su propia función. Dígame si la Corte hace una ley y luego va uno a la Corte para que la declare inconstitucional nunca la declararía inconstitucional porque es hechura de su propio talento, sería su hijo.
  
   Cómo es posible, como ha trascendido, que un ministro haga una ley y ahora nada más niegue el 13 transitorio, pero todo lo demás lo acepte.
  
   Un ministro no puede constitucionalmente hacer una ley y utilizar como fachada al Ejecutivo, para que el Ejecutivo la presente como si fuera obra o iniciativa del Ejecutivo o de algún diputado, el propio ministro Zaldívar ya reconoció que él hizo la ley, él está negando el 13 transitorio, aunque algunos comentarios periodísticos arman que no es así que él conocía ese transitorio.
  
   Pero lo importante es destacar que un ministro no puede iniciar leyes, está impedido constitucionalmente para iniciar leyes, entonces a dónde quiere llevar esto, el ministro pudo haber platicado con diputados, con el Ejecutivo y darles la posición de él con la experiencia que tiene podría serles de utilidad a los diputados y al ejecutivo en la iniciativa, pero no redactarla no hacerla, esto es otro despropósito.
  
   En lo que menciona de hacía donde quieren llevar esto, ¿Creé que desde un momento se debió de haber dejado en claro que es violatorio a la Constitución la ampliación del mandato del titular de la SCNJ?
   Yo creo que ellos mismos lo han dejado en claro, con el caso de Jaime Bonilla, pues el mismo ministro Arturo Zaldívar dijo que la Constitución no es de cumplimiento optativo, pero ahí está el artículo 97 constitucional y que la cumpla.
  
   No hay vuelta de hoja, él mismo dijo que la acción de prorrogar el mandato era un fraude a la ley, es decir valerse de una norma permisiva para violar una prohibitiva, pues eso es lo que están haciendo. Valerse de una ley permisiva para violar una de más rango que es la Constitución, que es la prohibitiva y que prohíbe reelegirse o permanecer un día más después de los cuatro años.
  
   ¿Considera que se está haciendo algún experimento, para beneficiar a alguien?
   Eso es lo que da lugar al pensamiento de que detrás de esta tentativa estamos hablando de 2024.
  
   ¿De una situación que pudiera presentarse que no le llamen reelección, sino ampliación?
   Efectivamente, porque, por otro lado, dejan a veces llegar las cosas al extremo. Para qué dejan que sigan dos gentes (Félix Salgado y Raúl Morón) que violaron las leyes electorales e inclusive los alientan hasta que finalmente el Tribunal Electoral y el Instituto Nacional Electoral los detienen y ahora pareciera que quieren anular al TEPJF y al INE, es decir se trata de hacer leyes a la medida de las necesidades de una persona, porque eso no es ley, eso es el entronizamiento de un régimen autocrático, porque pareciera que eso es lo que buscan hacer, en el caso del Fondo de Cultura Económica modificaron la ley para que una persona fuese director general.
  
   Las leyes son abstractas, impersonales, generales y de beneficio para toda la ciudadanía no se puede hablar de hacer leyes para una persona.
  
   ¿Considera que ya es norma en la Cuarta Transformación hacer leyes para acomodarlas a una sola persona?
   Son los hechos, ahí están no los estoy inventando yo ni atribuyéndoselos, ellos han dejado las huellas en el camino que han recorrido, ahí están las huellas nada más que las veamos, eso es todo.
  
   En la Presidencia de la República aseguran que se ha exagerado con este tema de la ampliación de mandato del ministro Arturo Zaldívar. ¿Lo ve así?
   Nosotros estamos viendo los efectos que esto puede traer también a nivel nacional e internacional y yo puedo decir que la reforma a la industria eléctrica ha provocado quejas de los socios de México en el ámbito internacional, de Estados Unidos, Canadá y de Europa ya, inclusive, se reunieron todos los países de la Unión Europea para analizar cuál va a ser la reacción de ellos ante esa ley.
  
   Aquí en México ni duda cabe, ahí está la resolución del juez Juan Pablo Gómez Fierro, es decir que cuando se está fuera de la esfera constitucional, fuera de la ley y fuera de los compromisos internacionales suscritos, la convencionalidad, que es parte de la Constitución, no es que se exagere simplemente y sencillamente se interponen los juicios constitucionales en contra de la acción de gobierno. A caso debemos aplaudir que el gobierno esté violando la Constitución reiteradamente, claro que no.
  
   No es para aplaudirse ni para felicitarse, ya creo que es para preocuparse, eso es lo que veo, preocupación para que el gobierno haga bien las cosas, si el gobierno hace bien las cosas nos va ir bien a todos.
  
   Saliendo de una pandemia y empezar a agredir inversiones bajo un proyecto ideológico, a mí no me parece el camino más adecuado, la verdad es que hay cuestiones de carácter técnico que el gobierno acaba ideologizando y etiquetándolos y polarizando además.
  
   La polarización no es el camino de la Constitución, la Constitución quiere la unidad de los mexicanos y creo que el papel de un gobierno es reconciliar a todos los sectores de la población, unirlos en torno al proyecto constitucional, al camino que nos señala la Constitución, a la ruta que nos guía la Constitución.
  
   Yo no estoy estableciendo más que un recordatorio a todos los que gobiernan, que levantaron el brazo y protestaron cumplir el texto de nuestra Carta Magna, y que lo deben hacer y no lo están haciendo a cabalidad.
  
   ¿Cómo califica los ataques del presidente al Poder Judicial de la Federación? ¿Está debilitado?
   Yo creo que no, hay agresiones que agradan y agradecimientos que agreden, en esa balanza ponga las expresiones. La justicia solamente se puede buscar a través de la ley, el gobierno no puede salirse de la ley para buscar la justicia, el gobierno tiene siempre como limitante el marco jurídico.
  
   El único camino válido para que el Estado logre la justicia, es la ley, es lo que tiene que hacer.
  
   ¿Cómo el panorama en la Suprema Corte de Justicia de la Nación una vez que se interponga la acción de inconstitucionalidad contra la reforma judicial?
   No sé cuándo vaya a llegar la acción de inconstitucionalidad, sé que hay mucha indignación de los colegios de abogados, escuelas, academias he platicado con muchos, por su puesto.
  
   No sé cuál vaya a ser el resultado, pero tengo confianza en los ministros de la Corte, pero como mexicano sí me preocupan los rumbos que el país tome. La destrucción institucional, sin ser sustituida más que por la voluntad de un solo hombre es peligrosa para una democracia incipiente y todavía frágil como es la democracia en México.
  
   ¿México está ante la disyuntiva de irse por el camino democrático o por el autoritario, como dijo el diputado Porfirio Muñoz Ledo?
   Siempre existen esos dos caminos y desde 1910 para acá, yo creo que todos crecimos con una vocación democrática, republicana y federalista.
  
   Los intentos centralizadores o de acumulación de poder en una sola persona, siempre serán rechazados porque no convienen al rumbo de una nación de 126 millones de habitantes y porque en el ADN traemos la posición contraria a esa actitud.
  
   ¿Puede ser el camino que complete la debacle de una República democrática, si se aprueba la ampliación de mandato en la Corte?
  
   Sí, corremos peligro por su puesto, yo creo que estamos a tiempo de rectificar y de evitar que esa debacle ocurra.