Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    30 de Julio de 2021
18 de Julio de 2021
SURGE GRUPO DE AUTODEFENSA “EL MACHETE” EN PANTELHÓ, CHIAPAS

   El recién grupo de autodefensa del pueblo pidió al gobierno federal y estatal que se abstenga de enviar a elementos de la Guardia Nacional y del Ejército para intervenir en el conflicto que el gobierno olvidó “porque ya no es tiempo”
  
   Pantelhó.— Indígenas tzotziles conformaron el grupo de autodefensa denominado El Machete, el cual irrumpió el pasado miércoles en la cabecera municipal de Pantelhó, presuntamente para combatir el crimen organizado y a grupos caciquiles que se han dedicado al asesinato y despojo de tierras.
  
   El grupo pidió en un comunicado a los gobiernos federal y estatal que se abstengan de enviar elementos de la Guardia Nacional (GN) y del Ejército Mexicano para intervenir en este conflicto que olvidaron, “pues ya no es tiempo”.
  
   En la misiva, la autodefensa El Machete refirió que hace 20 años el municipio indígena de Pantelhó fue tomado por la fuerza por Austroberto Herrera Abarca, detenido a finales de julio de 2019, a quien acusaron de abrir las puertas al crimen organizado y asesinar a unos 200 tzotziles que se opusieron a sus actividades delictivas.
  
   La organización señaló que, con la detención de Austroberto, sus hijos Rubén y Daily Gutiérrez Herrera tomaron el control y la violencia y que homicidios y despojos de tierras no cesaron ante la indiferencia de las autoridades federales y estatales.
   Acusaron a la presidente municipal actual, Delia Janeth Velasco Flores, y a la edil electa, Raquel Trujillo Morales (PRD), de ser parte del crimen organizado y, por ello, consideraron que continuará la violencia y derramamiento de sangre, por lo que conformaron la autodefensa del pueblo El Machete.
  
   “Tenemos paciencia, pero tiene un límite; vemos que el mal gobierno ha jugado con la vida de nuestro pueblo”, finaliza el comunicado.
   Sin embargo, el grupo de autodefensa no se atribuyó la emboscada a los elementos del Ejército y la policía estatal ocurrida hace unos días.
   Los pueblos entre Chenalhó y Pantelhó están prácticamente desolados, con casas donde sólo los perros y aves de corral han quedado. Sus moradores han huido a la comunidad Acteal, donde están refugiados 225 tzotziles de Yabteclum, Chenalhó y San Cristóbal de las Casas, en iglesias católicas, evangélicas y auditorios.
  
   Refuerzan presencia
   La Guardia Nacional, el Ejército y corporaciones policiacas retomaron el control de Pantelhó, convertido en un pueblo desolado desde el pasado miércoles, cuando dos grupos armados chocaron durante varias horas y uno de estos emboscó a un convoy de fuerzas de seguridad.
  
   En Pantelhó, los negocios, consultorios médicos y el mercado han sido cerrados desde el miércoles, pero los habitantes ni por asomo salen de sus casas. Sólo un grupo de hombres se encuentra en el parque, donde policías y militares mantienen su centro de operaciones, pero en los alrededores los uniformados también han establecido puntos de vigilancia.
  
   Los habitantes celebraron la presencia de fuerzas de seguridad y pidieron que ahora se queden de manera permanente para poder conseguir la tranquilidad en este municipio, ubicado a unos 48 kilómetros de San Cristóbal de las Casas.
  
   Una mujer de San José El Carmen lloró de alegría al ver a las fuerzas de seguridad que pasaron frente a su casa. Ella, su esposo y cinco más de sus familiares se refugiaron en un cuarto desde el miércoles por la noche y fue hasta el jueves por la tarde que lograron salir, cuando habían cesado las hostilidades.
   A lo largo de más de un kilómetro de la comunidad San José El Carmen quedaron esparcidos casquillos de escopetas, fusiles de asalto y pistolas.