Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    30 de Julio de 2021
18 de Julio de 2021
VALLE DE LA MUERTE, EL DESIERTO QUE VUELVE A REVENTAR EL TERMÓMETRO

   Death Valley o Valle de la Muerte es un fantástico desierto que se puede visitar en el sur de California. Este fin de semana registró 54.4 °C, una de sus temperaturas más altas de todos los tiempos
  
   La mayoría de nosotros no nos imaginamos que se siente estar a 54.4°C. Esa fue la temperatura registrada este fin de semana en el Valle de la Muerte, uno de los desiertos más calurosos del planeta que volvió a reventar el termómetro.
  
   Este parque nacional de Estados Unidos, de dunas gigantes y fantásticas formaciones rocosas, de nuevo alcanzó una de las temperaturas más altas registradas por el Servicio Meteorológico de EEUU: 54.4 °C que se cuelan en la lista de las tres temperaturas más altas en toda la historia de este valle, de acuerdo con registros oficiales.
  
   El Valle de la Muerte o Death Valley se encuentra al sureste de California, en el desierto de Mojave y se extiende a pequeñas zonas del desierto de Colorado hasta terminar en los límites del desierto de la Gran Cuenca en Nevada.
  
   Este lugar seco y con un calor asfixiante fue decretado como parque nacional el 31 de octubre de 1994. Es el segundo más grande de Estados Unidos, después de Yellowstone. El nombre tan peculiar del valle, Death Valley, se remonta a 1849, en tiempos de la fiebre del oro...
  
   Se dice que en esos años una guarda de carruajes llevaba escondido a un grupo de inmigrantes. Sin embargo, por alguna razón desconocida, los carruajes se extraviaron en esa depresión desértica.
  
   Para sobrevivir, quemaron los carruajes y los bueyes que llevaban consigo. Ya casi sin fuerzas, los inmigrantes tuvieron la fortuna de encontrar una ruta para salir de aquel lugar. Una de las mujeres exclamó: "¡Adiós, Valle de la Muerte!".
  
   Calor abrasador en Death Valley
  
   Este valle infernal es una depresión por debajo del nivel del mar, rodeado por montañas que no permiten que el aire circule generando así un efecto térmico que no permite que entre humedad ni salga el calor. Incluso en Death Valley se encuentra el punto más bajo de América del Norte: la cuenca de Badwater que se encuentra a 85.5 metros de bajo del nivel del mar.
  
   El viernes nueve de julio del presente año El Valle de la Muerte presentó una temperatura de 54, 4º centígrados, de acuerdo con el Servicio Meteorológico de Estados Unidos. Una de las más altas registradas desde 1900. La oleada de calor pretende seguir haciendo de las suyas y se tiene un pronóstico de que el calor seguirá igual.
  
   Badwater es uno de los sitios que todo viajero amante de los desiertos debe conocer: el suelo está cubierto por cristales de sal que, en algunos puntos, forman hexágonos.
  
   Una de las temperaturas más altas que ha alcanzado este lugar datan del año 1903, cuando el termómetro registró 56.7 °C.
  
   Death Valley se considera el sitio con la temperatura constante más alta, aunque el título al rey de los infiernos se lo llevam el desierto de Lut, en Irán, donde el termómetro ha alcanzado la temperatura más alta del planeta, jamás registrada en ningún otro punto del planeta: 70 ºC.
  
   El Valle de la Muerte y sus paisajes desérticos
  
   Death Valley o el Valle de la Muerte tiene 1.3 millones de hectáreas. Cierto, su clima es infernal pero, gracias a ello, aquí se han formado algunos de los paisajes más hermosos que parecen fuera de este planeta. No por nada, el Valle de la Muerte conquista a miles de viajeros año con año (sin contar 2020, por supuesto).
  
   Encontrarás dunas gigantes que puedes escalar hasta su cresta para ver el amanecer; cañones con formaciones extrañas en los se practica el senderismo; montañas de colores que lucen colores naranjas y rojos encendidos cuando cae el sol; Racetrack Playa, uno de los sitios más raros del mundo, conocido por sus piedras rodantes, fenómeno en el que parece que las piedras caminan solas; y, por supuesto, su cielo transparente y en oscuridad total durante la noche, lo que permite apreciar estrellas, la Vía Láctea y otros cuerpos celestes como pocos lugares en el planeta.
  
   Se recomienda visitar este parque nacional a principios de primavera y en los primeros días del otoño, pues su clima es un poco más generoso para los turistas.
  
   El Valle de la Muerte es un lugar seguro, siempre y cuando no te apartes de los senderos marcados y acates las reglas de los guardaparques. Cuenta con un centro de visitantes, varios hoteles y restaurantes.