Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    24 de Septiembre de 2021
12 de Septiembre de 2021
CON QUE SANEASE LAS FINANZAS DEL ESTADO, RAMÍREZ BEDOLLA, SERÍA UN LOGRO EXCELENTE: MTRO. AURELIO SANTOS CONTRERAS
Benjamín González Oregel
(Segunda y última parte)
  
   Cotija de la Paz, Mich., a 21 de Agosto del 2021.-- “Creo que con que sanease las finanzas del Estado, sería un logro excelente. Porque, eso de deberle a los trabajadores de la Educación, a los trabajadores de la Salud, a los trabadores que hacen posible que este Estado se mueva, no debe suceder”, respondió el entrevistado, a la pregunta sobre qué espera del próximo gobernador, Alfredo Ramírez Bedolla; a sabiendas que él accedió a la presidencia cobijado con los colores de Morena.
  
   Y se nota el orgullo que le invade, por este hecho.
  
   El puente imposible
  
   --Entre las obras que encabezó y que resaltan, y ha de entregar, ¿recuerda alguna?
  
   --Le platico de la primera: la primera es el puente de El Arenal. Un puente del que me acuerdo, desde que era un niño y haberme parado cerca, con un tío, que fue candidato que dijo: “Si llego a ser presidente, voy a hacer este puente.” Y así vi pasar 3, 4, 5, 6, 7 candidatos que decían lo mismo. La primera obra que hice fue ese puente. Era un puente imposible, y lo hice.
  
   “Hay una calle que se llama Orquídea, donde vive la gente más vulnerable, la más pobre. Era, técnicamente, un camino de Herradura; así bajaban los niños a las escuelas, y fue la segunda obra que hice. Entre las piedras construí una calle. Y así como eso, no sé cuántos kilómetros de calles. ¡Incluso! Esta calle, sobre la que encuentra la Unidad Deportiva que se estrena, tuvimos que hacerla porque era un lodacero. No podíamos tener este deportivo con defecto”.
  
   Todas tuvieron la fortuna
  
   --Entonces, esta es la ganancia del deportivo.
  
   --Esta es la ganancia, ¡Claro! Además, la semana que entra la voy a entregar iluminada, desde la entrada, hasta aquí, hasta la puerta. Iluminada con luz led, de muy buena calidad. Con lámparas led fabricadas aquí, en Cotija.
  
   “Pero las calles: Monseñor Guízar y Valencia, la López Rayón, la Nicolás Bravo… Bueno son un sinfín de obras. En las comunidades, en todas las comunidades tuvieron la fortuna…
  
   “Hay 2 comunidades que, históricamente, toda la vida, en pleno 2020, todavía no tenían agua potable; les hice posible el servicio de agua potable. En una, tuvimos que perforar 380 metros de profundidad. En la otra, tuvimos que organizar a la gente, porque era muy difícil. Sólo hacía falta quién hiciese cargo del contrato de luz para echarla a funcionar. Me aventé como 6 meses para organizarlos. Después de que les hicimos el pozo, tanque y vías de distribución. El problema era organizarlos, para ver quién se haría responsable de pagar el recibo de luz”.
  
   --¿Con cuántas comunidades cuenta el municipio de Cotija?
  
   --59. Las hay desde las pequeñas, hasta las muy grandes; pero una sola tenencia. Pero los núcleos de población son 59.
  
   Por el Cerrito Calabazo
   --¿Cómo fue la relación con el Padre? ¿Cómo se dio cuenta de y para la realización de esta obra? Porque yo quisiera que cualquier municipio pudiera encontrarse con gente como él.
  
   --Yo estaba como vocal en el comité del Cerrito Calabazo. Tuvimos una reunión con el padre Alfonso, porque algunos parientes de él estaban, desde el inicio, en el parque Cerrito Calabazo. Allí nos conocimos. No sé, creo que hubo empatía. Estuvimos platicando: que iba a hacer una Casa de la Cultura. Nos despedimos.
  
   “Me dejaron la presidencia de la asociación civil del Cerrito Calabazo. Nos encomendó a mí y al maestro Gonzalo, a hacer la asociación civil. Citamos a nuestros alumnos, a que la formaran. Hicieron la Asociación Civil. Se hizo la Casa de la Cultura. Inmediatamente después dijo: vamos a hacer un deportivo. Vine, le presenté el terreno. Este terreno era propiedad del municipio. Se lo cedimos, mediante un comodato por 99 años. Y también dijo, hay que hacer la asociación civil.
  
   “Quise traer a mis alumnos, pero como hay mayor responsabilidad aquí, que en la Casa de la Cultura, metimos 3 personas un poco más maduras, para respaldar a los muchachos. Pero, realmente, son los muchachos los que traen las riendas de estos proyectos”.
  
   --Pero, ¿le da gusto ver que ya los muchachos están aquí?
  
   --Sí, Mire nada más. Voltee para allá. Es una hermosura ver esto –señala hacia las canchas, ocupadas por los jovencitos--. Espero verlo así, siempre; con las caras llenas de satisfacción.
  
   Todos igual, pero…
  
   Las ceremonias, civil y religiosa, con que se había puesto en marcha el complejo deportivo, habían transcurrido, entre una, no muy alta presencia de vecinos. Los asistentes sumaban un centenar, en el mejor de los números. Una hora más tarde, todas las instalaciones eran ocupadas por deportistas y aficionados. El colorido, salvo en la alberca y la cancha de futbol, ofrecía ese variopinto que tanto gusta. Por otra parte, ante la inminente salida del maestro, terminado su periodo de gobierno, le pregunté:
  
   --En lo político, ¿qué le espera al maestro?
  
   --Tengo la invitación para participar en el gobierno del Estado. Vamos a estar por allí, probablemente, al frente de una Secretaría. Vamos a colaborar, vamos a seguir trabajando en pro de nuestros pueblos.
  
   --Imagino que Cotija ocupará el primer lugar, ¿no?
  
   --Habrá que tratar a todos igual. Sin embargo, de todas maneras, creo que debe haber cierta prioridad para nuestro municipio, que está muy marginado y necesita mucho apoyo de todo el gobierno. Usted mismo se da cuenta del estado de las carreteras. Los caminos alimentadores están en pésimas condiciones. Sí necesita una buena mano, santa, Cotija. Porque Cotija puede ser un polo de desarrollo muy importante.
  
   En los próximos días, más fama
  
   --Además, con la fama que tiene.
  
   --Ahorita, nos ayuda mucho la situación del queso y los personajes religiosos: tenemos un santo, tenemos una beata. Pero tenemos gente ejemplar, como sacerdotes ¿no? Porque, gente como Monseñor Guízar y Valencia, es un gran ejemplo a seguir –y el corresponsal recuerda a Cantinflas, Felipe Arriaga, Dacia González y ¡Claro!, la dinastía Sahagún de la Parra.
  
   “Además, en los próximos días, vamos a estar en las noticias, a nivel nacional. En unos días más, por instrucciones de Alfredo Ramírez Bedolla, nuestro gobernador electo, vamos a empezar a construir unos generadores de oxígeno, para ofrecerle a la población, oxígeno gratis. Se espera una fuerte oleada, un crecimiento exponencial de Covid-19. Ahorita está muy fuerte en Morelia, en Lázaro Cárdenas, en Zamora, en Santiago Tangamandapio. Se espera fuerte, la oleada. Pero el problema grave es la falta de oxígeno. Ante eso, queremos prepararnos, porque, muy probablemente, la estadística indica que para diciembre, vamos a tener una crisis mayor que la que se puede tener en octubre”.
  
   Los sueldos deben ser sagrados
  
   --¿Qué espera usted, de Ramírez Bedolla?
  
   --Creo que con que sanease las finanzas del Estado, sería un logro excelente. Porque, eso de deberle a los trabajadores de la Educación, a los trabajadores de la Salud, a los trabadores que hacen posible que este Estado se mueva, no debe suceder. Todos los trabajadores hacen su labor por necesidad. No todos tienen la capacidad de poder hacer su trabajo de manera altruista. Es el pan que deben llevar a su familia. Entonces, los sueldos deben ser sagrados; y hay que cumplir con eso.
  
   “Sabemos que hay desfalcos, que pueden venir desde sexenios anteriores. Es cierto. Pero tenemos un problema, y al problema necesitamos buscarle la solución. Y yo creo que es lo que va a hacer Alfredo Ramírez”.
  
   --A los lectores de Guía, ¿qué les dice?
  
   --A los lectores les digo que no dejen de seguir este semanario, porque es muy bueno su contenido. Es un contenido excelente. Es un contenido que no es amarillista. Es un contenido real. Es un contenido con un alto nivel de valores, donde uno puede nutrirse con información verdadera y, sobre todo, con un buen periodismo.
  
   Los bocadillos que nos ofrecían los cotijenses anfitriones: carnitas, queso y el mezcal para rociarlos, habían sido colocados sobre las mesas. La banda de música se afanaba a la hora de interpretar temas como ¡Arriba Pichátaro”, o El Sinaloense. Imposible salir indemnes ante tal ofrecimiento.