Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    05 de Diciembre de 2021
21 de Noviembre de 2021
“¿QUÉ NO VES?”, FUTBOLISTAS CIEGOS SE BURLAN DESPUÉS DE UN CHOQUE EN LA CANCHA

   A gritos de “¡Voy, voy!” y “¡Un paso a la izquierda, dos a la derecha!”, equipos con discapacidad arman partidos y torneos locales; los Aztecas, escuadra que ganó bronce en los Paranacionales
  
   El golpeteo de unos bastones se escucha afuera del Metro San Joaquín: “Ya llegó alguien más, ahí vienen otros ciegos”, dice Gerardo Ávila El Parce.
  
   Después de un rato, un grupo de ocho muchachos con discapacidad visual se disponen a caminar hacia el deportivo José María Morelos y Pavón. Son los Aztecas de la Ciudad de México, los guían Wendy del Río y Luis Zárate, guardameta del equipo. Les bastan unas cuantas indicaciones para llegar a la cancha.
  
   No cesan las bromas ni las amistosas mentadas de madre, mientras comentan el posible cansancio de los contrincantes por haber viajado en la noche. Sin esta victoria se diluye toda esperanza de pasar a la liguilla.
  
   Se ponen el uniforme y empiezan a calentar; controlan el balón de un lado a otro. Sus movimientos son cuidadosos y van acompañados de gritos de: “¡Voy!, ¡voy!”, para avisar su posición. Se ayudan del sonido de sonaja que tiene el balón especial con el que juegan. “¿Qué no ves?”, se burlan después de un choque.
  
   Su director técnico, Patricio Ramírez, los anima para dejarlo todo en el campo. Del otro lado están los Leones de Jalisco, calentando de la misma manera.
  
   El árbitro da el silbatazo inicial, los Aztecas pelean cada balón desde la defensa y le apuestan a dar pases largos a su delantero estrella, Reynaldo Rivera. Desde la portería contraria, Agustín Robles se coordina con Rey a gritos de: “¡Dos pasos a la izquierda!, ¡uno a la derecha!”, para que los servicios lleguen a sus pies.
  
   Pero los Leones de Jalisco demuestran su liderazgo en la tabla anotando el primer gol. Las oportunidades llegaron; sin embargo, los chilangos no pudieron remontar. El marcador terminó 1-0 a favor de Leones.
  
   Insatisfechos, pero no cabizbajos, los Aztecas se acercan al equipo visitante para darles la mano. Hay una indudable camaradería y respeto entre ambas escuadras; sus circunstancias y su determinación los hermanan.
  
   En México, se tienen registros de la práctica del futbol para ciegos desde hace 40 años. Los primeros encuentros se dieron en el Instituto Nacional para la Rehabilitación de Niños Ciegos y Débiles Visuales, en Coyoacán. Jugaban con una lata llena de balines como balón.
  
   Hoy, la Liga Mexicana de Futbol para Ciegos organiza un torneo nacional con 10 equipos, cinco, en la zona norte, y cinco, en la zona sur.
  
   Los Aztecas de la Ciudad de México terminaron el torneo en la cuarta posición de su zona, por lo que ya se preparan para tener mejores resultados la próxima temporada. Piden mayor apoyo y visibilidad a esta parte del deporte. Su sueño, comentan, es expandir el equipo e incluir a más jóvenes para jugar futbol.
  
   El Metro San Joaquín fue el punto de reunión de los Aztecas para el partido que jugaron frente a los Leones de Jalisco.
  
   En la reciente justa de Paranacionales, disputada en Quintana Roo, los Aztecas obtuvieron la medalla de bronce.