Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    17 de Enero de 2022
09 de Enero de 2022
EL VENDEDOR DE ILUSIONES

   Alfonso Zárate
  
   ¿La calvicie es para usted algo que disminuye su seguridad en sí mismo, que le incomoda y lo inhibe? No se preocupe tenemos un tónico hecho a base de ingredientes naturales que logra el renacimiento de su cabello.
  
   ¿Se siente incómodo con su exceso de peso?, ¿ya no le queda la ropa que antes usaba con comodidad? Dígale adiós a esas preocupaciones, tenemos la fórmula que sin pesados ejercicios o dietas agobiantes le quitará de 20 a 40 kilos en unas cuantas semanas.
  
   Son muchos los espacios, sobre todo en los medios electrónicos, que de manera machacona anuncian productos milagro que ofrecen el crecimiento del cabello, la reducción del peso, la transformación de su cuerpo flácido en uno de atleta… Lo peor es que millones de personas se tragan los engaños de los publicistas, mientras los laboratorios que los producen y las empresas que los comercializan se hinchan de ganar dinero con los consumos de los crédulos, que son muchos. En la vida pública ocurre lo mismo.
  
   Andrés Manuel López Obrador es un vendedor de ilusiones, creador de productos “milagro”, el más importante: su Cuarta Transformación que, en realidad, es un asistencialismo sazonado con ocurrencias que han dejado a millones de familias en la pobreza, sin medicamentos y han ocasionado la muerte de cientos de miles de personas por el manejo torpe e irresponsable de la pandemia e incentivan el avance del crimen con su estrategia de “abrazos, no balazos”.
  
   Pero en su propaganda, ya se acabó la corrupción de los de arriba y vivimos “un momento estelar en la historia de México”.
  
   López Obrador recogió la pedacería del PRI y del PRD, le dio una nueva amalgama y un nuevo nombre: le llamó Morena, como la señora del Tepeyac, un gran acierto mercadológico en un país guadalupano. Y allí están también los nombres de sus programas icónicos: Jóvenes construyendo el futuro y Sembrando vida.
  
   Ignorando que distintos estudios muestran la depredación que promueve Sembrando Vida o el fracaso del programa Jóvenes construyendo el futuro, el presidente los llena de elogios y alguno de los fantoches disfrazados de reporteros que acuden a las mañaneras, llega al extremo de preguntarle por qué no los propone a otras naciones de Europa. Y Andrés Manuel presume que el programa de forestación que impulsa la conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 26) se inspiró en Sembrando Vida. ¡La Cuarta Transformación con dimensión planetaria!
  
   Y luego está toda la retahíla de dependencias y proyectos con el agregado “bienestar”: la Secretaría del Bienestar, el Instituto de Salud para el Bienestar, los Tianguis del Bienestar, el Banco del Bienestar, Gas Bienestar… Todo es bienestar menos la realidad que recogen las cifras del Coneval y del Inegi.
  
   El truco de la aprobación al Presidente está en los apoyos sociales. Le creen los que necesitan creer, los que consumen productos “milagro”, pero sobre todo los que reciben sus asignaciones, esos que dicen que López Obrador es el mejor presidente que ha tenido México. (El Universal)