Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    18 de Mayo de 2022
08 de Mayo de 2022
Muñoz Ledo Sobre Embajada De Cuba
"EL PRESIDENTE DE MÉXICO NO TIENE PALABRA"

   "Cuál reforma electoral, yo no veo ninguna reforma electoral, es solo una provocación", dice sobre la iniciativa del presidente López Obrador
  
   El expresidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, aclaró que ya no será embajador de México en Cuba, pues nunca recibió una confirmación. Al respecto, afirmó que "el Presidente de México no tiene palabra".
  
   "Eso se acabó porque nunca me confirmaron, para mí era una oportunidad de poner las cosas en claro en política exterior. ¿Qué se probó finalmente?, que por desgracia, el Presidente de México no tiene palabra, no tiene palabra, y sin palabra confiable no se puede gobernar", declaró.
  
   En enero de este año, Muñoz Ledo dio a conocer en diversos medios de comunicación que el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, le ofreció la embajada de México en Cuba, lo cual nunca se formalizó.
  
   Reforma electoral, cortina de humo para engañar al pueblo; Muñoz Ledo
   Advirtió que la Reforma Electoral del Presidente Andrés Manuel López Obrador no es más que una cortina de humo para engañar al pueblo, y minimizar los problemas realmente importantes.
  
   Sostuvo que la propuesta, "nos quiere llevar al primitivismo político", no va a pasar, pero lo hace como una estrategia para seguir polarizando al país.
  
   "Cuál reforma electoral, yo no veo ninguna reforma electoral, es solo una provocación, ¿una provocación para quién? Para el que se deje provocar", expresó.
  
   Muñoz Ledo recordó que el órgano electoral se ha venido fortaleciendo a través de diversas reformas desde 1989, luego en el 94, y después con una serie de modificaciones constitucionales que se hicieron en la época de Ernesto Zedillo, "pero ahora parece que el Presidente quiere llevarnos al origen, cuando todavía andábamos montados en las ramas de los árboles, está actuando en reversa histórica para recuperar idílicamente el paraíso perdido del partido hegemónico, nos quiere llevar al primitivismo político".
  
   Pidió al Ejecutivo, entender que la función electoral es una función de Estado, no de gobierno.
  
   "A mí me parece grave que a estas alturas del partido, con tantos problemas nacionales e internacionales, siga utilizando maniobras de distracción desgraciadamente pueblerinas para que se olviden los problemas de fondo como lo es en este momento la inflación y la pérdida del poder adquisitivo de los mexicanos. Es otra cortina de humo, ya basta de provocaciones que diga el jefe del Estado a quién quiere provocar, porque perdóname pero ya en este país afortunadamente nadie se traga tantas cortinas de humo o tantos juegos de artificio, que nos diga qué quiere, y que lo haga con la responsabilidad de jefe de Estado, ¿qué quiere?", cuestionó.
  
   El también candidato a la presidencia en el año 2000, insistió en que con la reforma eléctrica, el Presidente "trata de llevar los problemas a una minimización" cuando son de enorme preocupación. Detalló que lo que realmente busca López Obrador es seguir polarizando al país.
  
   "¿Para qué lo hace? Para provocar y para polarizar, pero polarizar significa desviar la atención de los problemas fundamentales, no hay que hacerle ya mas el juego, todo lo que hace es crear cortinas de humo para ocultar lo fundamental, ¿quiere que discutamos reforma electoral? Hagámos un debate público en igualdad de condiciones", reiteró.
  
   Muñoz Ledo retó a AMLO a que por cada mañanera, les dé una "tardeadera".
  
   "Que se ponga en un plano de igualdad, quiere engañar y no queremos seguir siendo engañados, pero además la opinión pública no se engaña. Si lo que quiere el Presidente es un nuevo maximato, bueno, vamos a pelear con las armas de la república, las armas de la libertad, no nos va a arrinconar, el país es demasiado grande para mentes tan pequeñas", concluyó.
  
   Al ser cuestionado sobre la postura que han tomado Mario Delgado e Ignacio Mier para con los legisladores de oposición, a quienes han llamado "traidores a la patria", el expresidente del recinto Legislativo de San Lázaro declaró: "Esos son personajes menores, aplaudidores y corruptos, esos no tienen peso en la vida del país, son demasiado poco para tener algo de relevancia en la vida histórica de un gran país que es México".