Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    18 de Mayo de 2022
08 de Mayo de 2022
¿TOMAR CAFÉ PUEDE REDUCIR EL RIESGO DE DEPRESIÓN?

   El café no solo influye en el ánimo cotidiano, diversos estudios han relacionado su consumo con una disminución en el riesgo de depresión.
  
   Alrededor del mundo, una taza de café representa más que una bebida mañanera, hay quienes no conciben comenzar el día si no suspiran con el placer del primer trago de cafeína que casi se desborda y promete ahuyentar los efectos del desvelo.
  
   La bebida influye en el ánimo cotidiano, sin embargo, podría ser más que solo eso, pues también se le ha relacionado con efectos que reducen riesgos de depresión.
  
   ¿Por qué el café produce sensación de placer?
   En primera instancia, hay que destacar que los efectos del café en el cuerpo son distintos en cada persona, influyen cuestiones como la edad y la velocidad a la cual se asimila la cafeína.
  
   La doctora Mónica Méndez Díaz, académica del Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina explica en un artículo de la Gaceta de la Facultad de Medicina de la UNAM que ésta actúa en el sistema nervioso y, según la sensibilidad de cada cuerpo, produce efectos de placer o repudio.
  
   “Facilita la liberación de catecolaminas (hormonas producidas por las glándulas suprarrenales en el sistema nervioso), y promueve la liberación de dopamina, que el cerebro identifica como una sensación agradable”.
  
   ¿El café reduce riesgos de padecer depresión?
   En un artículo del Real Colegio de Psiquiatras de Australia y Nueva Zelanda, los investigadores Longfei Wang, Xiaoli Shen, Yili Wu y Dongfeng Zhang analizaron diversas investigaciones médicas realizadas de 1980 a 2015 para conocer la relación entre el consumo de café y el riesgo de depresión.
  
   Aunque los especialistas comentan que la relación entre esta bebida y dicho trastorno del estado anímico es controvertida, después de estudiar a detalle investigaciones con alrededor de 330 mil participantes, concluyeron que “el consumo de café y cafeína se asoció significativamente con un menor riesgo de depresión”.
  
   Según algunos de esos estudios, la ingesta de café más alta (4.5 tazas/día) mostró una disminución del 8 por ciento en el riesgo de depresión con cada taza adicional de café consumida.
  
   ¿Por qué el café podría reducir riesgos de depresión?
   En el análisis, los investigadores explican que el café es una mezcla compleja de sustancias químicas, entre ellas el ácido clorogénico, el cual tiene efectos antiinflamatorios y antioxidantes, “la inflamación y la oxidación pueden contribuir a la fisiopatología de la depresión”.
  
   Además, destacan que la cafeína genera efectos psicoestimulantes que actúan sobre los receptores en el cerebro, lo cual “puede contribuir a un menor riesgo de depresión entre los bebedores de café”.
  
   Por su parte, en una publicación de la Escuela de Salud Pública de Harvard se detalla que los polifenoles naturales presentes tanto en el café con cafeína como en el descafeinado “pueden actuar como antioxidantes para reducir el estrés oxidativo dañino y la inflamación de las células”. Ello conlleva a posibles beneficios neurológicos en algunas personas y a que actúen como antidepresivos.
  
   En cuanto a la cafeína, Harvard señala que puede afectar los estados mentales, aumentar el estado de alerta y la atención, reducir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo, “una ingesta moderada de cafeína de menos de 6 tazas de café al día se ha asociado con un menor riesgo de depresión y suicidio”.
  
   Cabe destacar que en las personas sensibles, cantidades altas de cafeína pueden aumentar la ansiedad, la inquietud y el insomnio.