Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    18 de Mayo de 2022
08 de Mayo de 2022
DECRETAZO LIMITARÁ AL AICM A 50 OPERACIONES POR HORA

   El subsecretario de Transporte dijo que se eliminarían cerca de 11 llegadas y salidas, mismas que se trasladarían al AIFA.
  
   El gobierno publicará un decreto para reducir de 61 a sólo 50 llegadas y salidas por hora la operación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), con el objetivo de reducir la saturación del puerto aéreo capitalino y llevar más vuelos a Santa Lucía.
  
   Rogelio Jiménez Pons, subsecretario de Transporte, reveló que la orden pretende eliminar alrededor de 11 operaciones por hora y enviarlas al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).
  
   El decreto, que será publicado en un par de semanas, impedirá que vuelos chárter, operaciones oficiales y otros vuelos comerciales regulares operen en el aeropuerto de la Ciudad de México.
  
   “Es un decreto que nos va a permitir mejores condiciones de operatividad. Calculo que estamos hablando (…) de entre 48 a 50 vuelos por hora (las que se quedarían en el AICM)”, detalló el funcionario.
  
   Inicialmente la intención es reducir en cerca de 20 por ciento las operaciones en el AICM, pero en el largo plazo se buscaría llegar a recortar hasta en 30 por ciento los vuelos en el puerto capitalino.
  
   Al respecto, Cuitláhuac Gutiérrez, country manager de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) en México opinó que una reducción total y directa del 30 por ciento en el AICM sería problemática para las aerolíneas.
  
   El también director general de la Cámara Nacional de Aerotransportes dijo que las líneas aéreas han dialogado con el gobierno para trazar un plan que contemple la desaturación del aeropuerto capitalino.
  
   “El escenario de reducir el 30 por ciento es complicado, una reducción total y directa sería problemática. Hay que entender hacia dónde se migran las operaciones, las aerolíneas van a operar sus vuelos en donde generen ganancias”, remarcó Gutiérrez.
  
   El también director de la Canaero agregó que han platicado con el gobierno varios “escenarios de cómo reducir” la saturación del espacio aéreo del Valle de México, pero aún no han concretado nada.
  
   Actualmente, el aeropuerto Benito Juárez está facultado para realizar 61 operaciones por hora, 58 de ellas de aerolíneas comerciales y tres más de vuelos de gobierno.
  
   Con el decreto, los vuelos chárter y, de forma paulatina, los de carga tendrán que abandonar el aeropuerto de la Ciudad de México. La opción que el gobierno ha planteado ya a las aerolíneas es el de llevar esas operaciones hacia los puertos aéreos de Santa Lucía y Toluca, que tienen pocos vuelos y una infraestructura conjunta para recibir a 28 millones de pasajeros al año.
  
   Jiménez Pons dijo que Viva Aerobus, Volaris y Aeroméxico ya fueron notificadas sobre el decreto.
  
   “Vamos a hacerlo conjuntamente, es un programa conjunto, ellos se espantan, pero al final dicen ‘vamos a colaborar’, es un programa de industria, que se tiene que trabajar con todos”, agregó.
  
   Para que las aerolíneas acepten ir a el aeropuerto de Santa Lucía o Toluca, el gobierno trabaja en un paquete de incentivos, pero se ha topado con algunas restricciones desde el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y con Hacienda, con quienes aún está negociando ayuda fiscal, descuentos en los costos aeroportuarios, incluido el suministro de turbosina.
  
   La semana pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó haber pedido a las líneas aéreas que abrieran nuevos vuelos desde el aeropuerto Felipe Ángeles, esto ante las pocas operaciones que tiene a poco más de un mes de haber sido inaugurado.
  
   El plan del gobierno es que, al final de este año, el AIFA haya recibido a 2.6 millones de pasajeros y, aunque el subsecretario de Transportes asegura que no se hará a la “fuerza”, el decreto hará que las líneas aéreas reduzcan sus itinerarios y busquen opciones en el centro del país o en otros puertos aéreos.
  
   No habrá terminal 3 en el AICM
   Pese a la saturación de los dos edificios y a las condiciones deplorables en las que se encuentran las instalaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el gobierno no construirá la terminal 3.
  
   En entrevista con medios, el subsecretario de Transporte, Rogelio Jiménez Pons, dijo que el proyecto estaba cancelado, esto pese a que hace unos meses, él mismo señaló a El Financiero que la tercera terminal se edificaría.
  
   “No va, hace un par de meses estaba en programa, pero no se va a realizar. No va a haber terminal 3″, remarcó el subsecretario de Transporte.
  
   En cambio, el gobierno está preparando una remodelación integral de la terminal 2, que presenta problemas estructurales: en un ala se registran hundimientos y, en otra, el piso se levanta por fallas de ingeniería presentes desde la concepción de dicho edificio.
  
   A la terminal 1 también se le realizarán trabajos de ingeniería y se mejorarán las instalaciones que presentan constantes deficiencias en baños, luminarias, entre otros elementos.
  
   La remodelación integral, así como el presupuesto, será presentados en las siguientes semanas, esto después del análisis realizado por ingenieros de la UNAM.