Semanario Guía
Zamora, Michoacán, México    25 de Octubre de 2021
24 de Octubre de 2021
De Mi Cosecha
LAS CONVERSIONES DE UN OBISPO
Conversaciones de José de Broucker
   con Dom Helder Cámara
  
   Selección de A. Sahagún
  
   El señor me ha hecho descubrir que no se llega a la verdadera humildad sin grandes humillaciones, humillaciones de primera magnitud.
   center>+++
   Cuando uno da pequeñas cosas, recibe maravillas, verdaderamente. Y eso es el apostolado oculto: Cristo está ahí para completar las pequeñas nadas que uno tiene ocasión de hacer, de ofrecer.
   center>+++
   El pueblo ha entendido ya perfectamente que no tenemos derecho a echar sobre Dios los problemas que hemos creado nosotros, los hombres. ¡Cómo si la sequía o las inundaciones vinieran del Señor! ¡No! Le hubiera sido muy fácil al Padre crear un universo terminado de una vez por todas. Pero para nosotros eso hubiese sido terriblemente aburrido, llegar a un mundo en el que todo estaba ya hecho, y bien hecho, rematado. Por eso, el Señor no hizo más que iniciar la evolución creadora y encargó al hombre que diera cumplimiento a la creación. Nos toca a nosotros dominar los ríos. Es un problema de inteligencia y de honestidad. Si hubiésemos sabido desplegar la suficiente inteligencia y honestidad, sequías e inundaciones estarían ya vencidas. Hoy se vence a los desiertos, se desvían los ríos. Es problema nuestro no de Dios.
   center>+++
   (El mundo) está lleno de calor, de emoción: Deus nao quer isso nao: es el estribillo: “No, Dios no quiere esto”. Eso que no quiere Dios es un mundo totalmente atravesado por la oposición entre el exceso de dinero y el hambre mortal, entre los placeres sin amor y los dolores sublevados, entre los palacios que se edifican y las cabañas que se caen en ruinas, entre los que dominan y los que doblan el espinazo. Son términos muy sencillos, con buen ritmo. Deus nao isso nao. No, Dios no quiere esto, no…”.
  
   Y esta canción del sertao(*)
  
  
Soy un pobre campesino,
   me sustento con mi pala.
   Lo que gano es compartido
   con el que no siembra nada.
  
   Pero plantar para darlo,
   no quiero hacerlo más, no.
  
   Si esto sigue de esta forma,
   voy a dejar mi sertao.
   Aun con el llanto de mis ojos
   y pena en el corazón,
   cargaré el mortero en Río,
   marcharé a la construcción.
   Aun si Dios viene a ayudarnos,
   aun si llueve en el sertao.
  
   Pero plantar para darlo,
   No quiero hacerlo más, no.

  
  
   Cuando se contempla nuestro continente, en el que más de dos tercios de los hombres, a consecuencia de injusticias, viven en una condición infrahumana, y cuando se ve que la misma situación se repite a escala mundial, ¿cómo no pensar en colaborar en la liberación de los hombres? Al igual que el Padre, el Creador nos quiere co-creadores, el Hijo, el Redentor, nos quiere co-creadores. Nos toca, pues, continuar la liberación comenzada por el Hijo: la liberación del pecado y de las consecuencias del pecado, la liberación del egoísmo y de las consecuencias del egoísmo. Eso es para nosotros la teología de la liberación, y yo no consigo ver por qué habría que tener miedo de una verdadera, de una auténtica teología de la liberación.
  
   (*) Basta región geográfica semidesértica del nordeste de Brasil.
  



24 de Octubre de 2021
LOS DIEZ MANDAMIENTOS ECOLÓGICO—AMBIENTALISTAS
Everildo González Alvarez
Como una forma de contribuir al mejoramiento ambiental, es conveniente que todos los que habitamos este hermoso país llamado México, observemos las siguientes recomendaciones:
  
   1-. Me comprometo a descubrir y transmitir el valor de la naturaleza que me rodea, amándola, cuidándola y respetándola ya que soy parte de ella.
  
   2-. Por ser un elemento indispensable de la vida debo cuidar y no contaminar el agua
  
   3-. Debo hacer que todo deshecho material, lo que llamamos basura, sea depositado en el lugar que le corresponde, de manera que no perjudique el medio ambiente
  
   4-. Debo evitar el uso de productos químicos que deterioren y perjudiquen al Medio Ambiente y por ende a la atmósfera.
  
   5-. Debo evitar prender fuegos innecesarios que causan incendios forestales y en su caso los reportaré y trataré de apagarlos en forma correcta
  
   6-. Participaré activamente en la procreación, multiplicación y cuidado de plantas y árboles, considerando que su vida es vida para el hombre.
  
   7-. Debo evitar provocar la contaminación ambiental, visual y auditiva
  
   8-. Debo evitar el uso excesivo de vehículos automotores que emitan partículas contaminantes a la atmósfera, y, a su vez, usaré el medio de transporte que me dio el creador, o sea, mis pies,
  
   9-. Debo promover el respeto y conservación de otras formas de vida, no agrediendo en especial a todos los animales que pueblan el planeta y aceptando el derecho de los árboles a vivir.
  
   10-. Debo considerar que al salir de mi casa entro a la casa que es de todos y que por lo tanto, debo cuidarla; debo no ensuciar, no contaminar, no destruir ni agredir la naturaleza y la fauna y debo ver por el bien de todos que es ver por el bien mismo.
  
   Tanto se escribe sobre la ecología, sobre el medio ambiente, que si el ser humano aplicara un poco de lo que se puede leer en la prensa escrita, escuchar en estaciones de radio o ver en la televisión, la afectación a ese medio ambiente no sería tan fuerte, pero el ser humano, amante de todo agredir, ha provocado el calentamiento global de la atmósfera con su consecuencia el Cambio Climático, que a su vez, tiene sus consecuencias: sequías, temperaturas a los extremos en donde antes no se tenían, lluvias torrenciales con infinidad de damnificados, mayor movimiento de las placas tectónicas, mayor número de especies de animales en peligro de extinción, migraciones de ciertos especies de animales que antes no se tenían, etc.
  
   Todos podemos colaborar al mejoramiento ambiental simplemente no tirando basura o plantando y cuidando un arbolito. Lo que hagamos hoy, es para bien de nosotros mismos y de las futuras generaciones.
  
  
DEJÉMOSLES UN MUNDO MEJOR

  
  
  
  
  
  



24 de Octubre de 2021
Cosas De Salud
¿POR QUÉ ES DIFÍCIL PERDER PESO?
El proceso de perder peso es idílico en la teoría, pero cuando llega la práctica se afrontan complicaciones que evitan buenas noticias al mirar la báscula. Si este es tu caso, existe una alta probabilidad de que estés incurriendo en los siguientes errores clásicos.
  
   La motivación al comenzar un estilo de vida saludable es inmensa, pues se toman como referencia los resultados sorprendentes con cambios drásticos en las tallas. No obstante, los casos de resistencia a perder peso son los que se evidencian con mayor frecuencia. ¿Por qué ocurren estos problemas?
  
   Lo cierto es que no resulta suficiente con una dieta y ejercicio constante, ya que hay que cuidar un mayor número de detalles y estar atentos a los errores. En ese sentido, si continúas leyendo descubrirás cuáles son las principales razones de que se complique en demasía la pérdida de peso.
  
   Principales razones de la resistencia a perder peso
   Con regularidad, la resistencia a perder peso se debe a la acumulación de razones que expondremos a continuación. A tal efecto, no suelen presentarse de forma aislada. En definitiva, si el objetivo es dejar la frustración en cada nueva visita a la báscula, se recomienda poner atención a los siguientes factores.
  
   1. Beber poca agua
   La importancia del agua para el organismo es conocida. Sin embargo, las rutinas saludables pueden pasar por alto lo elemental para enfocarse en puntos que se consideran más complejos.
  
   En líneas generales, se requieren entre 1,5 y 2 litros de agua al día. Claro que de acuerdo al peso, la estatura, la edad y la actividad que se realice habrá que hacer ajustes en la cantidad total.
  
   Más allá de esto, la resistencia a perder peso se produce porque la deshidratación afecta la quema de grasas en el organismo. Por ende, la lipólisis al hacer ejercicio no será tan eficiente sin tomar la cantidad de agua necesaria.
  
  
Mantener la hidratación en los planes de descenso de peso
   es algo que puede descuidarse y que repercute de forma negativa.

  
  
  
   2. Comer peor de lo que piensas
   Al hacer dieta, se le da prioridad a conceptos como la reducción de calorías ingeridas. Y aunque es importante, no debe ser lo único que evalúes para perder peso. Por ejemplo, hay que prestar atención a la reacción del organismo ante ciertas medidas alimenticias.
  
   Comer cada 3 o 4 horas puede ser negativo si, además, forman parte de la dieta de manera desorganizada los productos procesados. Así pues, si el balance entre el hambre y la saciedad no está en su justa medida, el cuerpo puede interpretar que requiere una conservación mayor de energía, por lo que mantendrá la grasa.
  
   3. Presencia de estrés frecuente
   El estrés emocional es otra de las barreras en la resistencia a perder peso. ¿Por qué? Pues porque viene acompañado del ahorro de energía a causa del instinto de supervivencia. Por otro lado, se suele utilizar la comida como medio para frenar esas sensaciones incómodas que nos perturban, provocando que se coma más de lo indicado y en cualquier horario.
  
   4.Interferencia de la medicación
   Existen medicamentos que alteran la respuesta del cuerpo a la reducción de peso.

   Por consiguiente, si se está recibiendo algún tratamiento asociado a la depresión, la diabetes o la hipertensión arterial, la visita a un médico será determinante para que no exista incompatibilidad con el acondicionamiento físico.
  
   5.No haces suficiente actividad física
   La resistencia a perder peso puede llegar después de un cambio importante. Al superar la primera etapa y notar una mejor figura, aparece el estancamiento. Esta situación suele ser producto de una actividad física insuficiente.
  
   Si antes funcionó la rutina de entrenamiento para conseguir modificaciones sustanciales, es probable que se requiera un ajuste de mayor intensidad con el fin de que la evolución física no se detenga.
  
   6. Poco descanso
   De acuerdo a un estudio publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, dormir 8 horas diarias mejora las conductas alimentarias y ayuda a mantener el peso corporal deseado.
  
   El descanso por debajo de las horas mínimas recomendadas hace que los niveles de cortisol asciendan, lo que tiene dos efectos principales en la resistencia a perder peso: incremento del hambre y del déficit de hormonas regenerativas. Ambos confluyen en el acúmulo de grasa corporal.
  
   7.Presencia de alcohol en la dieta
   Para cerrar las principales razones que te hacen víctima de la resistencia a perder peso, precisamos el consumo de alcohol durante la dieta. De hecho, fuera de la dieta esta bebida en exceso también tiene derivaciones negativas.
  
   Mencionando de forma estricta la incidencia en el peso, encontramos que tiene las calorías necesarias (1 gramo de alcohol presenta más de 7,07 calorías) para derrumbar en poco tiempo el esfuerzo del ejercicio. Además, perjudica la función del hígado y debilita la capacidad para quemar grasa.
  
  
   El alcohol es una bebida calórica, además de afectar el funcionamiento hepático, lo que complica el descenso de peso.
  
   La resistencia a perder peso comienza en la salud mental
   La resistencia a perder peso es un mal que no debe obsesionarnos al ver cómo los esfuerzos no alcanzan la meta anhelada. En realidad, debe servir como activación para cambiar esos hábitos que perjudican de un modo silencioso.
  
   Algunas consideraciones adicionales que pueden complementar las 7 razones antes expuestas son las siguientes:
  
   • Considera practicar el ayuno intermitente.
   • Conoce tu umbral homeostático.
   • No olvides variar las rutinas de entrenamiento.
   • No te distraigas mientras comes.
   • Evita beber zumos de frutas y refrescos.
  
   Asimismo, cuidar la salud mental es el primer paso que conduce a cambios físicos. Teniendo bien la mente, la alineación del resto de factores no representará un reto inalcanzable. ¡Cambia y encuentra tu peso ideal!
  
  
  



24 de Octubre de 2021
Compartiendo
LUNA DE OCTUBRE

   “De las lunas, la de octubre es más hermosa”… Dice una antigua canción mexicana, y yo lo siento así: para las personas que somos lunáticas, parece una eternidad extrañar la presencia de nuestro astro nocturno durante la época de lluvias. Ver por primera vez en meses nuestra Luna llena, brillando triunfante en el cielo de otoño nos llena de una emoción especial, una mezcla de alegría y plenitud, pues el nácar de octubre nos hermana con el Universo.
  
  
La Luna llena asciende,
   Muy despacio se eleva desde el Oriente,
   Mi corazón sonríe como la Luna,
   Mi corazón es Luna.

  
   Por alguna razón, este menor acompañante de la Tierra está presente en muchas manifestaciones de nuestra sensibilidad: Se encuentra en nuestras canciones, en nuestros poemas, en nuestras pinturas, y en muchas otras formas de expresión que nos recuerdan que tenemos la presencia de esta hermosa compañera. Uno de mis recuerdos más remotos de infancia incluye a la luna llena elevándose desde el horizonte, y cuando estoy trabajando en el campo, siempre dejo un momento libre para despedir al Sol, y contemplar el ascenso de la Luna… O su descenso, si estamos en el tiempo de la Luna Nueva.
  
   La Luna Llena, sobre todo cuando está ascendiendo, me da una sensación de plenitud. Me hace sentir agradecida por la posibilidad de contemplar ese portento. Por la noche, cuando llegan los rayos de luz por la ventana, me deshago de las cobijas y recibo maravillada el baño de luz protectora y purificante. Cuando siento que “me sigue” en cuarto creciente o menguante, me parece como si me estuviera acompañando un ojo de un ser amigable que comparte lo que estoy viviendo…
  
   Pero mi favorita es la Luna Nueva: Después de haberla perdido por unos días, me emociona infinitamente ver en el horizonte, siguiendo al sol, a la diminuta uñita blanca, que nos muestra cada 27 días que siempre es posible renacer. Para mí, la Luna Nueva trae consigo una invitación a comenzar y renovarse. Una invitación a encontrarnos con el nuevo ser que aparece en nosotros cada vez que decidimos iniciar un cambio en nuestra existencia.
  
   La Luna Nueva ha sido inmortalizada en obras tan hermosas como la colección de poemas del mismo nombre, de Rabindranath Tagore (1861-1941), maravilloso escritor y poeta hindú, y el primer Premio Nobel de Literatura de un país asiático (1913). En La Luna Nueva, cada poema nos trae el diálogo entre una madre y su hijo pequeño. Es una obra llena de amor.
  
   Creo que los seres humanos siempre nos hemos sentido cautivados por la Luna, y no hemos dejado de mirarla desde que apareció la Humanidad. Sin embargo, hay muchos soñadores que han tratado de llegar mucho más allá, y uno de ellos es el novelista Julio Verne, que escribió una novela magistral, De la Tierra a la Luna, una de las obras emblemáticas de la ciencia ficción, que se publicó en París en 1865.
  
   En esta novela, ilustrada por Henri de Montaut, el autor trata de describir por primera vez en la historia, con minuciosidad científica, los problemas que hay que resolver para enviar un objeto a la luna. El Gun-Club decide enviar a la Luna un proyectil lanzado por el monstruoso cañón Columbiad, conteniendo una nave espacial que pretende hacer realidad el sueño de llegar a la Luna y descubrir ese mundo para los humanos… Esto se escribió cien años antes de que los primeros terrícolas pudieran llegar a la Luna en una nave espacial, y el relato acompañó los sueños de miles de personas.
  
   Le voyage dans la Lune, en español Viaje a la Luna, es una película francesa, muda y en blanco y negro, dirigida por Georges Méllies en 1902. Esta película de ciencia ficción está inspirada en varias fuentes, entre las que destacan De la Tierra a la Luna de Julio Verne, y Los primeros hombres en la Luna, de H. G. Wells. Es una película que dura sólo 14 minutos con 12 segundos, pero muestra de manera conmovedora lo que se pensaba a principios del siglo pasado sobre los viajes espaciales, ¡antes de que se inventaran los aviones! Fue hasta el 22 de mayo de 1903 que los hermanos Wright patentaron su invento recién terminado: el aeroplano.
  
   Esta película cuenta la aventura de un grupo de astrónomos que viaja a la Luna en una cápsula impulsada por cañones, explora la superficie del satélite, escapa de un grupo de selenitas subterráneos, y regresa a la Tierra con un selenita cautivo. Es una película maravillosa, de colección, que podría rastrearse en La Cineteca Nacional o en los cineclubes de la UNAM. Los Personajes son conmovedores, sobre todo la propia Luna, que recibe el proyectil directamente en un ojo. Vale la pena buscarla.
  
   Pero además de los sueños de algunos ilusos que se dedicaban a acechar el cielo, el siglo XX nos regaló los frutos de muchos esfuerzos de hombres de conocimiento que estuvieron trabajando en sus elucubraciones y experimentos desde que apareció la humanidad, y que coronaron sus intentos con los resultados de la investigación espacial, que culminó, el 20 de julio de 1969, con el alunizaje del módulo Eagle en el Mar de la Tranquilidad. Este proyecto cumbre de la NASA, consistió en la misión estadounidense Apolo 11, que colocó a los primeros hombres que llegaron a la Luna. Se trataba del comandante Neil Armstrong, fallecido en 2012, y el piloto Edwin F. Aldrin.
  
   Se estima que 600 millones de personas pudimos ver las imágenes en vivo de estos dos hombres caminando sobre la superficie lunar, y escuchamos sus palabras con el corazón emocionado. Al descender por las escaleras de la nave y encender la cámara para comunicarse con el mundo, el comandante Armstrong dijo: “Éste es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la Humanidad”.
  
   En esta misión los astronautas recorrieron el terreno durante más de dos horas recogiendo muestras de suelo y rocas lunares. También hicieron varios experimentos e instalaron instrumental científico para detección de sismos, partículas solares y un reflector láser. En total pasaron más de 21 horas en la Luna. En los años sesentas y setentas llegaron a la luna seis misiones espaciales, y 12 astronautas caminaron su superficie, todos estadounidenses. El último fue Eugene Cernan, en diciembre de 1972.
  
   Hay personas que piensan que la investigación espacial es un gasto inútil. Para mí ya es un avance que los países con más desarrollo tecnológico estén ocupados en la carrera en el espacio, en lugar de estar planeando guerras, sería fantástico que en lugar de competir colaboraran… Pero además, aunque los viajes, en particular el del Apolo 11, han valido la pena por sí mismos, también han traído un gran desarrollo tecnológico que está disfrutando toda la humanidad. Entre los logros primarios está el cambio en la forma en que la humanidad concibe su lugar en el Universo, la Tierra ha dejado de ser plana, y la Luna ha dejado de ser de queso. La mayoría de los habitantes del planeta sabemos ahora un poco más.
  
   También está el gran avance en lo referente a las telecomunicaciones, la geolocalización, la aeronáutica y la meteorología, que se utilizaron en gran medida para realizar los viajes, pero que siguen usándose en cosas que todos tenemos, como teléfonos inteligentes, computadoras personales, GPS, almohadas y colchones sintéticos, y muchas aportaciones para la tecnología médica, entre ellas la resonancia magnética. La vida tecnológica del planeta se transformó a partir de la investigación espacial. Queda para responsabilidad de cada quien el lograr ser felices en un mundo con tanta riqueza tecnológica, y también lo que hacemos con esos avances, pensando en la supervivencia de la vida en el planeta, y en la búsqueda de una cultura de paz.
  
   La Luna es el único cuerpo celeste en el que los humanos han realizado un descenso tripulado. La antigua Unión Soviética fue el primer país en alcanzar la Luna con una nave, pero sólo el programa Apolo de los Estados Unidos realizó misiones tripuladas a nuestro satélite. En 1970 la entonces Unión Soviética puso en la superficie lunar el primer vehículo robótico controlado desde la tierra: Lunojod 1. Este aparato envió fotografías y videos de los 10 kilómetros que recorrió durante un año. Desde 1972 el satélite sólo ha sido visitado por sondas espaciales no tripuladas, como el astromóvil soviético Lunojod 2.
  
   A partir de 2004, Japón, China, la India, los Estados Unidos y la Agencia Espacial Europea han enviado orbitadores. Estas naves han confirmado el descubrimiento de agua helada fijada a los sedimentos, en cráteres que están ubicados en los polos del lado de la sombra permanente. La Luna se mantiene bajo el régimen del Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre, y está libre para la exploración de cualquier nación con fines pacíficos.
  
   Nuestro único satélite y feliz compañero está a 356,565 kilómetros de la Tierra. Tiene una fuerza de gravedad menor que la de nuestro planeta, y solamente da una cara al sol. Tiene un período de lunación, su rotación con respecto al Sol, de 29 días, 12 horas y 44 minutos, tiempo en el que nosotros vemos cómo se agranda y luego empequeñece la parte iluminada. Debido a esto, la Luna sale aproximadamente cincuenta minutos más tarde cada día. La Luna tarda aproximadamente 28 días en completar su revolución alrededor de la Tierra. En apariencia es el objeto más brillante en el cielo después del sol, porque vemos su cara iluminada, pero en realidad su superficie es muy obscura, y refleja la luz como el carbón.
  
   Además de nuestros estados emocionales, que pueden ser de felicidad o melancolía, la Luna afecta de muchas formas la vida en el planeta: La influencia más conocida son las mareas, desplazamientos del agua, de la tierra y de la atmósfera debido a la fuerza de atracción entre la Tierra y la Luna. El sol también participa en la producción de las mareas, pero como está a una distancia mucho mayor, su influencia es pequeña. Las mareas producen corrientes marinas, cambio en las condiciones atmosféricas, desplazamientos de la tierra que no se ven, pero también influyen en pequeña escala en la economía de los líquidos en los seres vivos. Yo he escuchado muchas veces el rumor de que en los hospitales psiquiátricos los pacientes se ponen muy inquietos en las noches de luna llena.
  
   Desde la Tierra podemos ver la Luna de un tamaño muy parecido al del Sol, debido a las distancias a que se encuentran ambos. Debido a esto, al pasar la Luna frente al Sol se producen eclipses. En los eclipses, para el observador terrestre, el Sol es cubierto por la sombra o por el cuerpo de la Luna. Es tan atinada esta relación de tamaños entre los dos cuerpos celestes, que la Luna cubre completamente al sol en los eclipses totales. Muchas civilizaciones de la antigüedad, en particular los mayas, tuvieron la capacidad de hacer cálculos astronómicos para predecir los eclipses de Sol y de Luna.
  
   Otras influencias importantes de la Luna son los que suceden en la cultura. El primero, los calendarios. Recordemos que en el México Prehispánico todas las culturas mesoamericanas utilizaban un calendario solar y uno lunar. Las fechas de la Pascua judía y cristiana se fijan siguiendo un calendario lunar. La semana santa cae en los días en que llena la Luna. Pero además, la Luna ha sido una hermosa fuente de inspiración para todo tipo de artistas, en particular para los músicos y los poetas, que le cantan de maneras muy diversas.
  
   En algunas culturas prehistóricas y antiguas la Luna era una deidad, o se asociaba con algún fenómeno sobrenatural. En el mito de la creación del mundo según los sabios mexicas, los dioses fundadores hicieron un fuego para generar al Sol e iluminar el mundo, y pidieron que alguno de ellos se lanzara voluntariamente a quemarse en la fogata.
  
   Sólo dos dioses se animaron al lanzarse al fuego, el arrogante Tecuciztécatl, y el buboso Nanahuatzin. En el momento de saltar, Tecuciztecatl dudó, y fue Nanahuatzin quien primero saltó al fuego. Tecuciztécatl se dio cuenta de su error, y saltó poco después. Entonces ambos cuerpos se quemaron, y Nanahuatzin se transformó en el Sol, y pasó a reinar en los cielos. Tecuciztécatl se transformó en un astro de menor brillo, y apareció la Luna. Así veían a los astros nuestros ancestros, que llenaron el Universo con sus leyendas.
  
   Vista como un objeto de estudio de los científicos, o como una compañía amorosa que ilumina nuestras noches y engalana nuestros días, la Luna llena da hermosura nuestras vidas. Para mí es difícil creer, aun viendo fotografías, que la Luna es un cuerpo celeste opaco, que podemos ver por las noches sólo porque recibe una gran iluminación desde el Sol.
  
   La Luna acompaña muchos de nuestros momentos felices, el más emocionante de ellos, verla ascender desde el horizonte y llenar de luz nuestro cielo nocturno. Escribo este pequeño texto a la luz de la Luna llena… El solo hecho de sentirla me llena de felicidad. ¡Hoy es día de mirar la Luna!
  
  



24 de Octubre de 2021
Poemas De Hoy Y De Ayer
GERMÁN PARDO GARCÍA II

   (1902-1991)
  
  
Angeles en sus sepulcros
   Aquí Miguel, el que castrar sabía.
   Y allá David, el carpintero anciano.
   Y el infantil y servicial Graciano.
   Y Adán, el silbador de la alquería.
  
   Yo vengo a preguntarles, cual solía:
   ¿lloverá en cabañuelas?, porque el llano
   resistirá si el fuego del verano
   se extingue pronto por la serranía.
  
   Y esos conocedores del misterio
   de la lluvia, en el verde cementerio
   dicen que sí, que el fuego ultrajador
  
   se apagará. Lo dice el que sabía
   castrar las reses, y el boscal vigía
   y el que fue cual un perro cazador.
  
  
   Sabiduría
   Apenas si distingo a las criaturas.
   Las grandes con las ínfimas confundo.
   Para mí una guanábana es el mundo
   reducido a frutales curvaturas.
  
   ¡Desorientadme, inmensas estaturas!
   ¡Cual pólipos vivid en lo profundo!
   ¡Negad que soy un niño sitibundo
   con un cadáver en las manos puras!
  
   Así podré, por nidos engañado
   enfestonar el miedo que convierte
   mi ternura en fogón encenizado.
  
   Mintiéndome seré menos inerte,
   y al final rodaría equivocado
   entre los desperdicios de la muerte.
  
  
   Ausencia
   Sé que a las puertas de mi dura casa
   por mí yo estuve preguntando un día.
   ¡Ausente!, respondieron. Y era mía
   la voz que sufre, descorpora y pasa.
  
   Mis señas escribí en la piel escasa
   de la mano y clamé que volvería.
   ¡Mas, para qué insinuarme, si sabía
   que soy ausencia y combustión sin brasa!
  
   ¡Ah del que verdes arcoiris junta
   y su hospitalidad ruega y auxilio
   para alondras que el aire descoyunta!
  
   ¡Ah de la codorniz casi utensilio,
   y del que ausente de su ser pregunta
   por su vida en su propio domicilio!
  
  
   Barro y madera
   ¡Toca este material, niño moreno
   que aún no comienzas a entender la vida!
   ¡Es tierra humilde, tierra conocida
   desde una eternidad, húmedo cieno!
  
   ¡Pulsa este gajo de eucaliptus lleno
   de zumo vegetal! ¡Es la escondida
   protección que buscamos, la extendida
   sombra del ser y del savial terreno!
  
   ¡Con las nobles moléculas de barro
   voy a tallar para tu sed un jarro!
   ¡Y con la vara y sus listones una
  
   caja en que toda tu orfandad sintiera
   que entre el hombre y el barro y la madera
   no hay desamor ni lejanía alguna!
  
  
   Destino de luz
   Brillar es mi destino. Soy lucero
   de la más apartada lejanía.
   Sólo me ven miradas de osadía
   más allá de los átomos y entero.
  
   Y cercano también y compañero,
   comparto la pobreza labrantía
   y estoy en la ignorada artesanía
   lo mismo que en el polvo del sendero.
  
   Brillar, brillar hasta agotar la ira
   de arder que siento. Mi avidez no mira
   sino ardor en los montes, las escamas
  
   del submar, los navíos y las nubes.
   ¡Oh mundo mío que a la muerte subes
   entre un inmenso resplandor de llamas!
  
  
   Calma en la tarde
   Mi alma en los balcones vespertinos
   y en ellos recostada tiernamente,
   escucha regresar la obrera gente,
   huir la luz y enmudecer los trinos.
  
   Todo está en paz como los altos pinos.
   Pero es la calma herida y renaciente
   de un mundo que sangró desde la frente
   hasta los pies por todos los caminos.
  
   Allá en la oscuridad quedan ciudades
   también heridas en las mocedades
   de sus hombros hermosos, y las huellas
  
   que en los arcos domésticos y muros
   dejaron los arcángeles oscuros,
   al disparar sus trágicas centellas.

  
  



24 de Octubre de 2021
Paulina Camacho Jiménez
NOTITAS
   Una buena nutrición y una dieta balanceada ayudan a que los niños crezcan saludables.
  
   1.Establecer un horario regular para las comidas en familia.
   2.Servir una variedad de alimentos y refrigerios saludables.
   3.Darle un buen ejemplo siguiendo una dieta nutritiva.
   4.Evitar las peleas por la comida.
   5.Involucrar a los niños en el proceso.
  
   Sin embargo, no es fácil tomar estas medidas. Nuestros días están colmados de responsabilidades, y las comidas de preparación rápida están siempre a mano. Los niños, en especial los más pequeños, comen sobre todo lo que está disponible en la casa. Por eso, es importante controlar las provisiones: los alimentos que sirve en las comidas y los que tiene a mano para refrigerios. La mejor manera de estimular al niño a comer de manera saludable es dando el ejemplo. Los niños imitan a los adultos que ven a diario. Si usted come frutas y verduras, y consume menos alimentos poco nutritivos, estará enviándole el mensaje correcto.
  
   Itzel Guadalupe Herrera Becerril. 13 años
  
  
   HABÍA UNA VEZ
  
LOS CAMINANTES

   Hace mucho tiempo, un día de primavera, iban dos hombres paseando juntos mientras charlaban de las cosas del día a día. Se llevaban muy bien y a ambos les gustaba la compañía del otro.
  
   De repente, uno de ellos llamado Juan, vio algo que le llamó la atención.
  
  
   -¡Eh, mira eso! ¡Es una bolsa de piel! Alguien ha debido de perderla ¿Qué habrá dentro? ¡Venga, vamos a comprobarlo! Su amigo Manuel, le miró intrigado.
  
   – Está bien… ¡Quizá contenga algo de valor!
  
   Aceleraron el paso y cogieron la bolsa con cuidado. Estaba atada fuertemente con una cuerda, pero eran dos tipos hábiles y la desenrollaron en menos que canta un gallo. Cuando vieron su contenido, no se lo podían creer.
  
   – ¡Oh, esto es increíble! ¡Está llena de monedas de oro! – exclamó Manuel exultante de felicidad – ¡Qué suerte hemos tenido!
  
   A Juan se le congeló la sonrisa y contestó a su amigo con desdén.
  
   – ¿Hemos?… ¿Qué quieres decir con que hemos tenido suerte? Perdona, pero soy yo quien ha visto la bolsa, así que todo este dinero es mío y sólo mío.
  
   Manuel se quedó abatido. Se suponía que eran amigos y le pareció fatal una actitud tan egoísta. Aun así, decidió acatar su decisión y dejar que todo fuera para él. Retomaron el camino sin dirigirse la palabra, Juan con una sonrisa de oreja a oreja y Manuel, como es lógico, muy disgustado.
  
   Apenas habían pasado quince minutos cuando, a lo lejos, vieron que cinco hombres con muy mala pinta se acercaban a ellos montados a caballo. Antes de que pudieran reaccionar, los tenían a su lado a punto de robarles todo aquello de valor que llevaban encima. El jefe de la banda se percató de que Juan escondía un saco en su mano derecha.
  
   -¡Rodead a este! – gritó con voz desagradable, como si se le hubiera metido un cuervo en la garganta – ¡Me apuesto el pescuezo a que la bolsa que lleva está repleta de dinero contante y sonante!
  
   Los ladrones ignoraron a Manuel porque no llevaba nada encima ¡Sólo les interesaba el saco de monedas de Juan! Manuel aprovechó para alejarse sigilosamente del grupo, pero para Juan no había escapatoria posible. Los cinco bandidos le tenían completamente acorralado. Con el rabillo del ojo vio cómo Manuel se largaba de allí y le dijo:
  
   – ¡Estamos perdidos! ¡Estos hombres nos van a dejar sin nada!
  
   – ¿Qué quieres decir con que estamos perdidos? Me dejaste muy claro que el tesoro era tuyo y solamente tuyo, así que ahora apáñatelas como puedas con estos ladrones, porque yo me voy.
  
   Manuel puso pies en polvorosa y desapareció de su vista en un abrir y cerrar de ojos. Su egoísta compañero se quedó sólo frente a los cinco bandidos, intentando resistirse tanto como pudo. Al final, no le sirvió de nada, porque se quedó sólo ante el peligro y le arrebataron la bolsa a empujones. Los ladrones se fueron con el botín y se quedó tirado en el suelo, dolorido y con magulladuras por todo el cuerpo.
  
   Tardó un buen rato en recomponerse y tomar el camino de vuelta a casa. Mientras regresaba, tuvo tiempo para reflexionar y darse cuenta del error que había cometido. La avaricia le había hecho perder no sólo las monedas, sino también a un buen amigo.
  
   Moraleja: Si no te comportas como buen amigo de tus amigos, no esperes que en los malos momentos ellos estén ahí para ayudarte.
  
   Aranza Barrera Méndez. 10 años
  
  
   CONSEJOS
  
  
  
   ¿Por qué te interesa cuidarte los dientes? Si te cuidas los dientes, ayudarás a prevenir la formación de la placa dental, que es una capa muy fina que se pega a los dientes. Tal vez no te preocupe demasiado el hecho de tener placa dental, pero el problema es que es muy pegajosa y actúa como un imán para las bacterias y el azúcar. Así que lava tus dientes todos los días.
  
   Daniela Camacho Lumbreras. 10 años
  
   CHISTES
   Un niño le dice a otro:
   – ¿Te gustan mis gafas? Son nuevas.
   – Pues la verdad es que no mucho.
   – Son progresivas.
   – Ah bueno, entonces ya me irán gustando.
  
   Rosa Elizabeth Ambriz López. 10 años
  
  
   CURIOSIDADES DEL MUNDO
   ¿Sabías que los mosquitos son responsables de la propagación de varias enfermedades dañinas como la malaria, Zika y el dengue por nombrar algunos? Se cree que, como resultado de esto, los mosquitos son responsables de alrededor de ¡un millón de muertes por año.
  
   Mateo Cruz Torres. 10 años
  
  
   JUGUEMOS A
   Encuentra las diez diferencias.
  
  
  
   Mateo Cruz Torres. 10 años
  
  



24 de Octubre de 2021
PIERNA DE PUERCO EN SALSA DE CUATRO CHILES

   INGREDIENTES
   • 2 Chiles anchos
   • 1 Chile cascabel
   • 1 Pieza de chile morita
   • 1 Chile guajillo
   • 2 Tazas de agua
   • ½ Taza de vinagre blanco
   • ½ Cebolla
   • 10 Dientes de ajo
   • ½ Cucharita de pimienta
   • ½ Cucharita de canela molida
   • 1 Pizca de comino
   • ½ Cucharita de clavo
   • ½ Cucharita de sal
   • 4 Hojas de laurel
   • Sal al gusto
   • Pimienta al gusto
   • 1 Pierna de cerdo
   • 1 Taza de Mezcal
   • 2 Cucharadas de harina
   • 2 Cucharadas de aceite
  
   PREPARACION
   Retirar el rabo y las semillas de los chiles, guardar a un lado.
  
   En una olla mediana hervir los chiles con agua, vinagre, cebolla, pimienta, canela, semillas de cilantro, comino, clavo, sal y las hojas de laurel durante unos 5 minutos. Retirar las hojas de laurel y moler todo lo demás en la licuadora y colar.
  
   Colocar la pierna de cerdo en un recipiente grande para hornear y salpimentar muy bien. Bañar la pierna con la mezcla de los chiles y agregar el mezcal. Asegurar de untar muy bien por todos los lados. Cubrir y dejar marinar en el refrigerador de 5 a 12 horas.
  
   Sacar del refrigerador y ponerle dos tazas de agua tapar con papel aluminio, meter al horno a 175° durante el tiempo necesario (alrededor de 1 hora por kilo de pierna). Ya listo, retirar del horno y dejar enfriar para cortar.
  
   En un sartén mediano, colocar el aceite y verter el jugo sobrante para hacer una salsa. Añadir de una a dos cucharadas de harina para espesar. Mover constantemente con una cuchara o pala de madera para evitar que se queme. Servir la pierna rebanada, bañarla en salsa y acompañar con ensalada de manzana.